(Diario Concepción) Fue el diputado Francisco Eguiguren (RN), miembro de la Comisión de Energía, quien solicitó al Ejecutivo “un mecanismo de estabilización de precios que permita impedir a los usuarios seguir endeudándose con la cuenta de la luz.

Esto, ante el anuncio de una próxima alza. La causa es simple: el dólar, que forma parte de la fórmula de indexación ocupada para fijar las tarifas eléctricas en Chile, mecanismo que data del año 2006 y que fija una actualización cada seis meses. Y como la divisa norteamericana se empina a máximos vistos sólo hace tres años, la autoridad ya ha anunciado una nueva alza a partir de enero del próximo año.

Cabe recordar que en junio de este año ya se constató un alza promedio nacional de 10,5%, y 11,5% para la Región del Bío Bío, con lo que el panorama para 2020 no parece ser muy auspicioso.

El seremi de la cartera, Mauricio Henríquez, si bien declinó abordar el tema de 2020, puesto que aun Contraloría no toma razón del decreto tarifario, así explicó el alza de las tarifas eléctricas en junio pasado.

“Nuestra matriz aún tiene componentes a carbón, diesel y gas natural, bienes que se transan en dólar, por tanto, el valor de la divisa se incluye en la actualización tarifaria. Cerca del 70% se explica por la diferencia de tipo de cambio, porque cuando se fijó la tarifa anterior el dólar rodeaba los $603, y ahora cercano a las $677 (hoy sobre los $720), diferencia que explica el efecto al alza”, sostuvo la autoridad en su oportunidad.

Como solución, pero a largo plazo, Henríquez dijo que se está trabajando en la nueva Ley de Distribución y en ampliar la competencia y presencia de energías renovables. “Por eso, esperamos que en el corto y mediano plazo, las tarifas no suban más, se mantengan, para ver una baja ya en un horizonte de largo plazo”, planteó.

El que sí abordó el tema del alza para inicios de 2020 fue el propio ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, quien explicó que “las cuentas suben y bajan por distintas razones, pero las más importante en estas fechas ha sido el dólar y, por eso, van a subir las cuentas de la luz. Por eso, hay que ver que el año pasado hubo una caída de cerca del 9% y este año tuvimos un alza de 10%”, acotó Jobet.

Ante esto, el presidente de la Organización de Consumidores y Usuarios, Stefan Larenas, cuestionó a la Comisión Nacional de Energía -CNE- (desde donde se envió el decreto tarifario, para su revisión por Contraloría), por no estar respetando a los clientes.

Sobre esta realidad alcista, que afecta el bolsillo de las personas, a partir de aumento del costo de la tarifa eléctrica, el ingeniero civil eléctrico y experto en temas tarifarios de la Udec, Claudio Roa, advirtió en junio de este año que “es un escenario bastante previsible, porque cuando el Estado licita por los nuevos contratos, se negocia también para mover el valor a través del tiempo, con distintas variables, incluido el dólar”.

Sobre qué papel juega la equidad tarifaria y las nuevas licitaciones en la proyección de precios, Roa dijo que la equidad está operando, beneficiando a comunas más pequeñas, pero no a las grandes ciudades como Concepción.

En cuanto a las licitaciones y su rol en las tarifas futuras, Roa se mostró escéptico respecto a un impacto positivo en el precio, puesto que están las otras variables como la potencia y los peajes.