(El Mercurio de Valparaíso) Hace un par de semanas, el buque científico de la Armada “Cabo de Hornos” realizó sondeos frente a la playa de Ventanas, en Puchuncaví, específicamente para tomar muestras del fondo marino y determinar qué personas o empresas son responsables de los consecutivos varamientos de carbón ocurridos desde el año pasado.

Esta labor está asociada al segundo sumario administrativo abierto por la Armada para indagar el tema. Según confirmó el gobernador marítimo de Valparaíso, capitán de navío Juan Gajardo, en esta última semana sumaron el trabajo de buzos especializados para alcanzar aquellos lugares que no pudo el buque, proyectando que el análisis sobre estas evidencias concluirá en diciembre de este año.

“Hemos estado haciendo inspecciones submarinas con buzos y registros fílmicos para ir registrando el sector y esto es en complemento de los hechos por el buque ‘Cabo de Hornos’. La etapa de georreferenciación de las estaciones de muestreo permitirán terminar de aquí a diciembre”, aseveró Gajardo.

El oficial explicó además que “una vez que lleguen los análisis de las muestras se verá qué pasa en el fondo marino y se analizará, si es necesario, seguir efectuando nuevos muestreos, conforme a la dinámica que presente la bahía. La primera etapa de la toma de muestra se estima que estará finalizada en diciembre”.

Registro y análisis

El gobernador aclaró que el trabajo de los buzos permite un registro más directo sobre lo que podrían encontrar en el fondo marino. Las muestras, dijo, serán determinantes para saber si hay carbón de larga data en la bahía.

“Al bucear se puede hacer el registro más directo, porque se han encontrados en algunos sectores que hay rocas y en otros hay arena, esto no permite el trabajo directo desde el buque para hacer el registro. Eso es lo que tenemos en registro visual. De aquí a 15 días podremos desarrollar una segunda planificación”, recalcó.

Conforme a los resultados que la Armada obtenga en los buceos, es posible, precisó el gobernador marítimo, “requerir un segundo uso de la lancha hidrográfica para corroborar toda la toma de muestras. A la espera de los resultados del análisis, la posibilidad de que esto se concrete también sería en diciembre, según lo dispuso la Comandancia en Jefe de la Primera Zona Naval”.

Gajardo destacó que todo el registro y análisis de este estudio corresponde al segundo proceso sumarial que lleva adelante la Armada. El primero aún se encuentra en curso y está en la etapa de pruebas.

Primer sumario

El primer sumario que lleva la Fiscalía Marítima de la Armada corresponde a los varamientos de carbón detectados los años 2012 y 2013. En este proceso, primeramente se concluyó responsabilidad de la termoeléctrica AES Gener S.A., empresa que presentó sus descargos y ahora deberá defenderlos en la etapa de prueba.

La firma, que consignó en su momento no ser la única responsable de los continuos varamientos, presentó el requerimiento de hacer una segunda fase de prueba para una toma de muestras en verano, lo que fue aceptado por la Fiscalía Marítima, que otorgó un plazo de seis meses para hacer nuevas diligencias. El proceso total concluiría los primeros meses de 2020.

El martes hubo un nuevo varamiento

El martes 23 de septiembre se registró un nuevo varamiento de carbón en la playa de Ventanas, en Puchuncaví, hecho que fue considerado por la Armada diferente a lo que venía ocurriendo los meses anteriores porque no fue consecutivo a otros episodios. Del lugar se sacaron cuarenta sacos de mezcla de arena y carbón que serán analizados por expertos. Corresponde a un caso que es analizado en el segundo sumario administrativo que lleva a cabo la institución naval que agrupa los varamientos ocurridos el año pasado y este año.