(El Mercurio) La mega línea de corriente continua Kimal-Lo Aguirre propuesta por la Comisión Nacional de Energía en su último plan de expansión, será el primer proyecto en ser sometido al sistema de estudio de franja, que corresponde a la faja de tierra del trazado con la que el Gobierno buscar disminuir los conflictos asociados a la instalación de esta infraestructura.

Esto fue confirmado a través de un decreto del Ministerio de Energía publicado ayer en el Diario Oficial, en el que se incluyó la iniciativa que cuenta con una extensión de 1500 km, con una capacidad de transmisión de 2.000 MW, además de cuatro subestaciones.