(El Mercurio) Luego de más de una década desde que apostaron por el negocio eléctrico en Colombia, dos ramas de la familia Solari, emblemáticos accionistas de Falabella, buscaron crecer en esta actividad y de la mano de las energías renovables no convencionales.

Hace unos días, Termotasajero, firma a cuya propiedad ingresaron en 2007 los family office de Reinaldo y Teresa Solari -junto a otros inversionistas-, fue una de las 27 empresas que se inscribieron para participar en la segunda subasta de energías de fuentes renovables no convencionales, organizada por el gobierno del país cafetero con el objetivo de impulsar este tipo de inversiones, dinamizar la competencia y así bajar los precios de la energía, ofreciendo contratos a 15 años.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]