(El Mercurio) Con sorpresa se tomó la industria de renovables el anuncio del ministro de Energía respecto a los cambios en el decreto 244, el cual mantiene un precio estabilizado para aquellas centrales de generación de hasta 9 MW.

Carlos Finat, director ejecutivo de Acera, gremio que reúne a las empresas renovables, advierte que el efecto que esto tendrá en el sector es una mayor incertidumbre e inseguridad en los proyectos.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]