Nicolás Westenenk, coordinador de Acción Climática de la COP25, señaló que los principales desafíos que plantea este evento, que se realizará del 2 al 13 de diciembre, es el rol mediador que tiene Chile para lograr acuerdos entre las 197 partes que participarán en la cumbre.

El ejecutivo estuvo en la presentación en Chile de la iniciativa Conexión Jaguar que impulsa el Grupo colombiano ISA en Latinoamérica, propietario en Chile de la línea de transmisión Cardones-Polpaico, cuyo fin es contribuir a la mitigación del cambio climático y a la conservación de la biodiversidad, especialmente enfocado en la protección del hábitat de grandes felinos.

Westenenk sostuvo que también se han definido las prioridades para el evento, entre las cuales mencionó la necesidad de que el sector privado participe en el desarrollo de soluciones de adaptación y mitigación en torno al cambio climático, a través de transferencia tecnológica, y financiamiento.

Otro tema relevante es avanzar en mecanismos para avanzar hacia la carbono neutralidad, además de incrementar la promoción del financiamiento para aumentar la tecnología y eficiencia ambiental de las empresas.

Según el ejecutivo, la promoción de la adaptación al cambio climático es otra prioridad, junto a la conversación de bosques y océanos.

[VEA TAMBIÉN: Jobet destaca electrificación térmica y electromovilidad para avanzar en descarbonización]

Conexión Jaguar

Durante la presentación de la iniciativa Conexión Jaguar se planteó que su objetivo es la conservación de la biodiversidad, la mitigación del cambio climático, la conectividad de los hábitats naturales del jaguar y el puma en Latinoamérica y el desarrollo de comunidades rurales.

«Como Grupo ISA estamos convencidos de que la mejor huella es la protección a la biodiversidad y la mitigación del cambio climático; por eso la presentación de este programa y su impulso a través de nuestros colaboradores y aliados estratégicos son tan importantes. Estamos a la espera de conocer las mejores iniciativas en este sentido, para darle el apoyo técnico y económico de ISA para desarrollarlas, darles continuidad y seguimiento y que comercialicen bonos de carbono en un círculo virtuoso de conservación medioambiental», señaló María Adelaida Correa, Directora de Sostenibilidad del Grupo ISA.

Por su parte, José Palma, fundador de Acción Climática declaro que «desde la Red Acción Climática conectamos a empresas, organizaciones y otros actores de la sociedad con el fin de que se creen estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático, promoviendo proyectos de biodiversidad en Latinoamérica que puedan capturar carbono, y a su vez, proteger a especies en peligro de extinción como el caso del jaguar y el puma».

El Programa también fue destacado por Bernardo Larraín, presidente de la Sofofa, quien precisó que la iniciativa «tiene la virtud de que no se queda en una retórica de una meta ambiciosa, sino que cumple con los objetivos de tener varios impactos, como la mitigación de emisiones, la recuperación de ecosistemas y desarrollo productivo».

El dirigente resaltó la creación del grupo de empresas por la acción climática, señalando que «sería muy bueno que ISA integrará», añadiendo que es necesario distinguir entre «la retórica de una meta lejana al 2050 y que Chile se diferencie en esta COP25 con acciones climáticas costo-eficiente», que procuren la reducción de emisiones y otros impactos que apunten también el desarrollo.