(El Mercurio de Valparaíso) Los varamientos de carbón en la playa de Ventanas, en Puchuncaví, han sido una constante este año y han provocado preocupación en una comunidad que ya ha debido enfrentar episodios de contaminación atmosférica y derrames en la bahía.

Sólo en las últimas semanas se han registrado seis hechos consecutivos y en lo que va del año se cuentan más de 130 episodios de varamiento en el mismo sector, un número que es significativamente mayor al registro del año pasado, cuando al 26 de julio se contabilizaban 56 varamientos de carbón.

Ante el reiterado fenómeno, los vecinos levantaron una serie de críticas hacia las autoridades, a quienes exigen aplicar mecanismos capaces de frenar la situación. Desde la Armada, en tanto, reconocen la complejidad del tema y confirman que incorporarán más tecnología a la investigación en curso por este caso, para tener mayor certeza sobre lo que está ocurriendo en Ventanas.

El gobernador marítimo de Valparaíso, capitán de navío Juan Gajardo, aseveró que «es un tema complejo, porque cuando se busca relacionar una fuente (con el varamiento) no es directa. En este nuevo sumario hemos orientado las diligencias a una línea investigativa más académica y con nueva tecnología para detectar un carbón con presencia histórica».

Gajardo explicó que el uso de mayor tecnología considera el uso de la lancha hidrográfica del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), que ya se realizó operaciones el 9 de agosto. Ahora, expuso el gobernador marítimo, estaría pendiente la operación de la nave de la Armada «Cabo de Hornos», que es el buque oceanográfico que va a permitir ciertos muestreos del suelo submarino.

A esto se suman diversos académicos y expertos en la materia.

[VEA TAMBIÉN: Playa de Ventanas suma tres nuevos varamientos de carbón en una semana]

Crítica

Sin embargo, la crítica se mantiene en la comunidad, que no ha visto cambios, sino un incremento de estos hechos. Katta Alonso, vocera de la organización Mujeres en Zona de Sacrificio, dijo que «es insólito que traten de bajar el perfil a esto porque están normalizando una situación que no es así. No puede ser que todos los días tengamos varamientos de carbón y justo coincida cuando hay barcos y el mar está tranquilo. Las muestras de la Armada nunca van a coincidir, porque AES Gener por años tiró carbón al mar, es una mala política y pensamos que no quieren descubrir a los culpables. No hay voluntad política».

El investigador asociado de la Fundación Terram y exencargado de Medio Ambiente de Puchuncaví, Hernán Ramírez, aclaró que desde 2013 se está trabajando en diversas instancias que analizan la situación del carbón, pero ninguna ha prosperado. «A las reuniones que me tocó asistir no se llegó a ninguna conclusión. La mesa de carbón no ha servido de nada, no hay ningún avance y ninguna medida concreta a reducir los varamientos. Acá no se toman decisiones de reducir la descarga y sigue la situación», aseveró.

Mesa de carbón

En tanto, la seremi del Medio Ambiente, Victoria Gazmuri, confirmó que la mesa de carbón está activa y que los servicios públicos están trabajando para elaborar una propuesta.

«Los servicios públicos integrantes de la mesa del carbón, quienes han desarrollado trabajos de coordinación en terreno, se encuentran elaborando una propuesta de trabajo intersectorial que fortalecerá las capacidades institucionales y comprometerá acciones en el marco de sus competencias que permitan gestionar los episodios de varamiento», recalcó.

Aclaró que junto a este trabajo, cuya propuesta estaría en una próxima reunión, están trabajando en los estudios para una norma de calidad del agua.

Antecedentes en la playa de Ventanas

En el año 2018, según la Fundación Terram, se registraron un total de 146 varamientos de carbón.

A la fecha, sólo este año – según información de la Armada- los varamientos de carbón llegan a 130 casos aproximadamente.

Dos sumarios administrativos desarrolla la Armada por esta situación. El último registra casos de los últimos dos años.

La mesa de carbón conformada por la Intendencia sesionó una sola vez.