(Radio Biobío) La Empresa Nacional del Petróleo (Enap) negó que se haya ocultado información a organismos estatales y al Gobierno por el refinamiento del crudo iraní, que la Fiscalía sospecha que fue el responsable de las intoxicaciones masivas en Quintero el año pasado.

La investigación liderada por la fiscal regional del Bío Bío, Marcela Cartagena, apunta desde hace meses a que las intoxicaciones masivas en Quintero ocurridas hace casi un año habrían sido originadas por el tratamiento del crudo importado de Irán por la estatal. De igual forma, se cree que semanas antes el trasvasije en la bahía Talcahuano generó una evacuación en la Clínica Biobío y el Mall Plaza Trébol.

Tras revelarse nuevos antecedentes de la indagatoria de Fiscalía, que reafirman su postura, la Enap volvió a defenderse.

A través de un comunicado, rechazaron las conclusiones de un informe de la Policía de Investigaciones (PDI), que habría concluido que Enap ocultó información a organismos estatales y el Gobierno.

[VEA TAMBIÉN: Enap: “Vamos a invertir en torno a US$ 2.500 millones en los próximos cinco años”]

En ese sentido, calificaron de “deliberada” la filtración de los antecedentes a una semana que de cumplirse un año de las intoxicaciones masivas.

Por otro lado, insistieron en que no existía un protocolo para que en la mezcla a procesar no se excediera un seis por ciento de iranian heavy.

“El petróleo iraní es un crudo como cualquier otro. No es un producto tóxico y menos aún desconocido en la industria de los combustibles”, afirmaron.

De igual forma, negaron que el proceso de la Refinería Bío Bío para procesar el crudo haya demorado más porque se hayan acatado correctamente las instrucciones, y repitieron que no tenían relación con la emergencia que generó la evacuación.