La plataforma Ameba, desarrollada por la consultora SPEC, obtuvo el premio de Innovación Tecnológica en Ingeniería 2019 otorgado por la Universidad Adolfo Ibáñez, debido a su aporte a la toma de decisiones en el mercado eléctrico local, al simular los comportamientos futuros de los actores que lo integran.

Esta iniciativa buscar ayudar a entender las tendencias, oportunidades de nuevos negocios y desafíos que surgen por la incorporación de energías renovables en el mercado eléctrico, a través de una plataforma de simulación, que permite entender el comportamiento futuro de los mercados eléctricos y que actualmente es utilizada por empresas del sector para pronosticar precios y evaluar tendencias de desarrollo, entre otras funciones.

Durante la ceremonia de premiación, el decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Adolfo Ibáñez, Carlos Jerez, destacó la labor de SPEC en el desarrollo de nuevas herramientas de simulación para el sector energético.

[VEA TAMBIÉN: Los avances en tecnologías de automatización en el segmento de la distribución]

Por su parte, el Co-fundador de Ameba Carlos Suazo resaltó a ELECTRICIDAD el rol de la plataforma en entender nuevos modelos de negocios asociados a tecnologías «que permitan aumentar la flexibilidad del sistema, tales como baterías, centrales de bombeo hidráulico, control de demanda, entre otros».

El ejecutivo explicó que el rol de la plataforma también es ayudar a entender las «implicancias operacionales de la transición energética, para un sector eléctrico comandado actualmente por la integración de energías renovables a gran escala».

«Ameba permite, de forma sencilla y explotando los recursos computacionales de la nube, entender el comportamiento futuro de los mercados eléctricos y orientar a los agentes a un mejor proceso de toma de decisiones. Posee distintos modelos matemáticos y algoritmos de simulación para estudiar las dinámicas de corto, mediano y largo plazo del sector eléctrico», precisó Suazo.

La plataforma fue lanzada al mercado en 2016 y ha sido desarrollada junto al apoyo del Instituto de Sistemas Complejo de Ingeniería (ISCI), el ecosistema de innovación de la Facultas de Ciencias Físicas de Matemáticas de la Universidad de Chile (OpenBeauchef) y Corfo.