(La Tercera-Pulso) Los precios del petróleo seguían cayendo el miércoles, extendiendo sus fuertes pérdidas previas ante la profundización de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, que afectaban al panorama de la economía global y la demanda por activos de energía.

A las 1033 GMT, los futuros del crudo referencial internacional Brent bajaban 37 centavos, o un 0,63%, a US$ 58,55 el barril, tras tocar mínimos de siete meses. Los precios han perdido más del 20% desde que alcanzaron un peak anual en abril.

Los futuros del West Texas Intermediate (WTI) estadounidense cedían 26 centavos, o un 0,48%, a US$ 53,37 el barril.

Los precios del Brent se desplomaron más de un 9% la semana pasada, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que impondría un arancel del 10% sobre importaciones chinas por valor de US$ 300.000 millones a partir del 1 de septiembre, llevando el caos a los mercados bursátiles.

[VEA TAMBIÉN: Precios del petróleo cerraron al alza ante preocupaciones por suministro en el Golfo Pérsico]

Trump minimizó el martes los temores sobre una prolongada guerra comercial con China, pero sus palabras no lograron impedir que las acciones cayeran en Asia por octava sesión consecutiva el miércoles.

Asimismo, las tensiones geopolíticas en Medio Oriente siguen altas después de que Irán capturó varios tanqueros en las últimas semanas en el Estrecho de Ormuz, un destacado punto de tránsito de cargamentos de crudo.

Datos que indicaron un descenso mayor del esperado en las existencias de crudo en Estados Unidos ofrecieron algo de apoyo a los precios del crudo tras varias semanas de grandes declives en los inventarios.

La Administración de Información de Energía (EIA) de Estados Unidos recortó el martes su pronóstico de crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 2019, después de que el paso del Huracán Barry por el Golfo de México afectó a la producción en julio. Se espera un aumento del bombeo en 1,28 millones de barriles por día (bpd), a 12,27 millones de bpd este año.