(Radio Biobío) El diputado ecologista, Félix González, señaló que ha conocido graves denuncias de trabajadores que aseguran que hay asbesto enterrado bajo la central termoeléctrica Bocamina II.

Debido a aquello, el parlamentario está impulsando la creación de una comisión investigadora en la Cámara Baja sobre el manejo de asbesto en Coronel.

El diputado ya ingresó el documento que firmaron 68 parlamentarios y que la sala debería ver la semana próxima para que se ratifique constituir esta comisión especial investigadora por Contaminación y Asbesto en la comuna, la que tendría un plazo de 120 días para entregar su informe.

Félix González aseguró que existen declaraciones juradas de trabajadores que habrían sido testigos de la disposición de asbesto de Bocamina 1 bajo el suelo donde luego se construyó Bocamina 2 y también en la laguna Quiñenco, que abastece de agua potable a parte de la población.

No sólo este hecho reviste la mayor gravedad, a juicio del diputado, sino también lo que vino después con el retiro de asbesto de la central en condiciones que -se estableció- fueron negligentes, y que dio lugar a la conformación de la agrupación TUCA, a varios de cuyos trabajadores se ha comprobado médicamente una afectación a su salud.

González indicó que dependiendo de los relatos que pueda recibir la comisión investigadora, los antecedentes podrían ser derivados al ámbito penal, y adelantó que si la Bidema de la PDI llegara a comprobar que hay asbesto enterrado bajo Bocamina 2, la central termoeléctrica tendrá que ser desmantelada.