El ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, junto a vecinos de Cerro Navia y autoridades locales, inauguró oficialmente la línea Lo Aguirre – Cerro Navia, 2×220 kV, de 16 kilómetros de extensión, que cuenta con una infraestructura de alta tensión construida y operada por Transelec, donde opera un tramo subterráneo de 1,5 kilómetros de extensión a nueve metros de profundida, permitiendo disminuir el impacto ambiental de los habitantes de esta zona de Santiago.

Durante la construcción de la línea, Transelec cambió las 64 torres reticuladas que existían de la anterior obras por 62 postes urbanos, ocupando una superficie casi 90% menor.

Jobet destacó que la obra consideró una inversión de US$95 millones, «lo que permite alivianar los flujos de potencia de las líneas entre las subestaciones Polpaico y Alto Jahuel, y considera el recambio de torres reticuladas por postes urbanos y el inédito soterramiento en el tramo final de 1,5 kilómetros en la llegada de la línea hacia la subestación Cerro Navia».

[VEA TAMBIÉN: Torres de transmisión y nuevas tecnologías]

«Este tramo soterrado permite devolver espacios públicos a la comunidad, incorporando vegetación, mobiliario, nuevos pavimentos y equipamiento comunitario como juegos para niños, máquinas de ejercicios y nueva iluminación peatonal», agregó la autoridad.

Además, Transelec se hizo cargo de la rehabilitación de una superficie total de 2.500 metros cuadrados, «lo que significó, la instalación de 57 luminarias solares, un área de juego de caucho de casi 300 metros y nuevos sectores de escaños y jardines, entre otros arreglos diseñados junto a la comunidad que luego podrán continuar desarrollando junto al municipio», indicó la empresa mediante un comunicado.