(La Tercera-Pulso) Ayer se dio el vamos a una iniciativa inédita en Chile: Transelec inauguró una línea de transmisión en la comuna de Cerro Navia que cuenta con el primer tramo subterráneo en alta tensión (de una extensión de 1,5 km) del país.

Pero este es solo uno de los proyectos que desarrolla la transmisora. En conversación con PULSO, su gerente general, Andrés Kuhlmann reveló que están trabajando en un ambicioso plan de inversiones, con cifras superiores a los promedios históricos. Actualmente, la cartera gestionada actualmente por Transelec alcanza los US$814 millones, de los cuales el 79% corresponde a proyectos regulados y el resto, obras dedicadas para clientes generadores -de energías renovables- y mineros.

Dentro de las principales iniciativas hay una línea para Quebrada Blanca Fase II, que alcanza una inversión de US$150 millones; y la nueva línea -2×500 kV- de la subestación Los Changos a Kimal, que involucra US$176 millones. A esto se suman algunos proyectos en Perú. “Transelec ha participado históricamente en todas las licitaciones y proyectos que se presentan en Chile, pero, además, estamos en Perú con una operación en Lima y estamos en las licitaciones de allá”, señaló el gerente general de la transmisora, quien agregó que en el país vecino la inversión es pequeña, de unos US$100 millones, pero que tienen mucho interés de consolidar una participación importante allí.

Interconexión regional

Uno de los objetivos que en materia energética tiene el actual gobierno es concretar una integración regional con los países vecinos, tal como lo aseguró hace unos días el ministro de la cartera, Juan Carlos Jobet. Se trata de un tema que seduce a Transelec y así lo reconoció Kuhlmann. En su visión, si dichos proyectos se llegasen a concretar, participarían sin dudarlo.

“Técnica y económicamente, desde el punto de vista de integración, hace todo el sentido del mundo interconectar la región”.

[VEA TAMBIÉN: Transelec pone en marcha línea de transmisión subterránea de 220 kV en Santiago]

“El hecho de que esto demore o tenga algunas dificultades, es básicamente por los problemas geopolíticos de los países, porque la energía eléctrica es un elemento estratégico”, aseguró el ejecutivo, añadiendo que es clave también que esas interconexiones sean estables en el tiempo, porque la estrategia de desarrollo energético se basa en eso. Por lo tanto, si eso efectivamente es así, “Transelec no solo tiene mucho interés a largo plazo de participar, sino que en todas las conversaciones está haciendo todo lo posible para facilitarlo”, dijo Kuhlmann.

Megaproyectos

A fines de este año la Comisión Nacional de Energía (CNE) llevará a cabo una histórica licitación en transmisión. En el paquete de proyectos a subastar se destaca una línea de corriente continua (HDVC) la primera en el país y que requerirá más de US$1.000 millones de inversión.

Kuhlmann reconoce que miran con interés esta propuesta, pero al mismo tiempo, con cautela dados los problemas que han tenido otros proyectos de esta magnitud, como Cardones-Polpaico.

Sin embargo, según el gerente general de Transelec, proyectos de tal magnitud pueden hacerse si se realiza el diseño y los estudios adecuadamente. “Cuando uno dice difícil o imposible de hacer, es porque no le da el tiempo o los diseños no se adecuan tomando en cuenta la opinión de todas las partes. Para que esos proyectos grandes realmente se puedan hacer correctamente, hay que darle el tiempo y hay que incluir en la discusión la mayor cantidad de entes que tengan que ver o que tengan impacto en el proyecto”, subrayó.

Finalmente, planteó que una buena práctica es que los proyectos que se vayan desarrollando tengan la holgura suficiente para irse adaptando a requerimientos futuros, de manera que no queden cortos al poco tiempo. “No podemos darnos el lujo de levantar, cada vez que se requiere un poco de capacidad, otra línea de transmisión u otro proyecto. A futuro estos proyectos tienen que ser diseñados crecedores”, sostuvo.