(La Tercera-Pulso) Los precios del petróleo subieron algo más de un 1% este lunes, por temores del mercado de que la captura de un tanquero británico por parte de Irán provoque alteraciones en el suministro del Golfo Pérsico.

El Brent sumó 79 centavos, o un 1,26%, a US$63,26 por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) subió 59 centavos, o un 1,06%, a US$56,22 el barril.

La semana pasada, el referencial estadounidense se hundió más de un 7% y el Brent bajó más de un 6%.

“Parte de la presión vendedora por preocupaciones sobre la demanda parece haberse evaporado esta semana”, dijo Gene McGillian, vicepresidente de investigaciones de mercado de Tradition Energy en Stamford, Connecticut. “Los temores geopolíticos parecen haber frenado parte de esa presión”, añadió.

[VEA TAMBIÉN: OPEP ve menor demanda de su petróleo en 2020 y apunta a superávit]

La Guardia Revolucionaria de Irán dijo el viernes que capturó el petrolero británico Stena Impero en el estrecho de Ormuz, luego de que Reino Unido detuvo un barco iraní a inicios de este mes, lo que aumenta aún más la tensión en una ruta vital para el suministro petrolero.

El campo libio Sharara, el mayor del país, reanudó el lunes su producción a la mitad de su capacidad, lo que frenaba el avance de los precios del barril. El yacimiento estuvo inactivo desde el viernes, lo que causó la pérdida de cerca de 290.000 barriles por día (bpd).

Datos publicados la semana pasada mostraron que los despachos de crudo de Arabia Saudita, el mayor exportador mundial de petróleo, bajaron en mayo a un mínimo de un año y medio.