(La Tercera-Pulso) ‘Su tercer día de debate consecutivo cumplirá hoy en el Congreso el proyecto de Ley Corta con el que el gobierno busca acotar la rentabilidad de las distribuidoras eléctricas. Y los avances son importantes.

Ayer, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, dio a conocer ante la Comisión de Minería y Energía de la Cámara tres indicaciones a la Ley Corta de distribución, que se debate hace dos meses al Congreso, además de enunciar una cuarta que ingresará formalmente hoy. Esta última establecerá un piso de 6% y un techo de 9% para la rentabilidad de las empresas, planteamiento que recoge la visión de los parlamentarios.

“Si hay acuerdo, el Ejecutivo presentará la indicación con esos números”, dijo Jobet. La propuesta difiere con la presentada antes por la exministra Susana Jiménez, que consideraba únicamente una baja de 10% a 6%. Se espera que hoy estas indicaciones sean votadas y se prevé que, dado el consenso alcanzado ayer, se aprueben sin problemas.

La propuesta ha abierto dudas entre las empresas. El lunes, el country manager de CGE, Luis Zarauza, dijo que esta fórmula solo afectará a las empresas y no tendrá un efecto importante en las cuentas de los clientes, que es lo que se supone busca el Ejecutivo.

Las indicaciones

La primera de las tres indicaciones ingresadas ayer por el Ejecutivo establece que las distribuidoras tengan un giro único. Esto quiere decir que la sociedad (anónima o cerrada) que preste el servicio de distribución “sólo pueda cargar en sus finanzas los ingresos, costos y gastos que están directamente vinculados al negocio de distribución”, explicó Jobet. Agregó que, respecto a la venta empaquetada, una compañía que, por ejemplo, también quiera vender artefactos eléctricos, tiene que tener otra filial.

“La situación actual que existe en la industria respecto a la información de las empresas no es suficiente y no está acorde con lo que los reguladores necesitamos. Se genera opacidad” acusó Jobet.

La segunda indicación presentada por el gobierno hace una distinción para las cooperativas. Esto, ya que dichas agrupaciones prestan, además del servicio de distribución, otros servicios. “La propuesta es que ellas apliquen un régimen de contabilidad separada para el servicio de distribución eléctrica, pero no ponerle todas las exigencias que les estamos poniendo a las otras compañías”, agregó la autoridad. Sin embargo, Jobet descartó que estas tendrán una tasa de rentabilidad especial.

Por último, el Ejecutivo propuso fijar enero de 2021 como fecha en la cual se van a tener que comenzar a cumplir las obligaciones anteriormente mencionadas. Así, explicó que la razón se debe porque “migrar hacia ese modelo va a tener implicancia a veces de parar actividades que hoy están bajo el mismo RUT o sociedad. Eso puede tener para las compañías diversas implicancias”, indicó.

Durante la sesión de hoy, el gobierno entregará tres alternativas de cronograma para avanzar con la Ley Corta. El primero sin cambios, el segundo con los transitorios que están propuestos y por último una versión más corta explicitando qué etapas se saltarían y qué implicancias negativas tendría.