El papel esperado que deben jugar los clientes libres bajo la actual regulación es uno de los principales aspectos que se revisarán en el seminario anual que realizará el próximo 5 de septiembre la Asociación de Consumidores de Energía No Regulados (Acenor A.G.) en el Hotel Almacruz (ex Galerías) de Santiago.

Rubén Sánchez, director ejecutivo del gremio, señala a ELECTRICIDAD que los actores que operan en este segmento también deben «estar atentos a cambios normativos sugeridos por los distintos agentes de la industria y la autoridad, pues todo ello sin duda afecta los costos y precios del suministro eléctrico, pero lamentablemente los clientes libres tienen la dificultad intrínseca de estar orientados a su propio quehacer industrial, por lo general bastante competitivo, no disponiendo de la necesaria estructura en el ámbito energético para cumplir satisfactoriamente con este rol que le exige la actual normativa eléctrica chilena, debiendo cuantificarse cuál sería la estructura energética necesaria para cumplir el rol de agente activo de la industria eléctrica, y definirse sí los costos en las industrias en qué operan les permite materializarlo adecuadamente».

El ejecutivo plantea que otro tema importante para el sector, que se abordará en el evento, «son los cambios esperados de la denominada ley de flexibilidad, ya que ella junto a cambios en la regulación de servicios complementarios y potencia de suficiencia, más cambios productos del proceso de descarbonización, y la aparición de nuevas tecnologías disruptivas para la industria (energías renovables, líneas de corriente continua para la integración eficiente de energías renovables, almacenamiento energético, etc.), más temas de integración energética, generación distribuida, electromovilidad, innovación y emprendimiento en el sector eléctrico».

 

[VEA TAMBIÉN: Acenor analizará los cambios que se plantearán en proyecto de flexibilidad]

En su opinión, estos fenómenos «impulsarán cambios regulatorios sistémicos para lograr un adecuado desarrollo del sistema eléctrico nacional, y del accionar de los diversos agentes que interactúan, por lo que es vital para nuestro segmento visualizar en forma consensuada los impactos esperados que tendrán los clientes libres debido a la implementación de estas nuevas normativas».

«Por último consideramos conveniente analizar los cambios estructurales que se están presentando en el mercado mundial y local de combustibles, como alternativa natural al proceso de descarbonización y a los cambios que se avecinan en la normativa medioambiental», agrega Sánchez.