El presidente del Metro de Santiago, Louis de Grange, señaló que esperan avanzar en el suministro de energías renovables para sus consumos, los que actualmente llegan a casi el 70%.

«Tenemos un 60% de energía renovable contratada, pero tenemos contratos con otras generadoras que a su vez tienen cierto porcentaje de producción ERNC, por lo que si se suman estos porcentajes se llega a 70%», indicó.

El ejecutivo participó en la quinta jornada de la XII versión del Mes de la Energía 2019, que realiza el Colegio de Ingenieros de Chile durante este mes, donde en esta oportunidad se abordó el transporte y la electromovilidad, donde también expuso Mauricio Osses, académico de la Universidad Santa María, y Jaime Alée, de principal ESK Consulting Chile, quien se refirió al rol de las baterías de litio en la electrificación del país.

Durante la ronda de preguntas de Grange fue consultado sobre la posibilidad de que el resto del porcentaje del consumo energético del Metro de Santiago fuera también con energías renovables, por lo que pasó la palabra a Rubén Alvarado, gerente general de la compañía, quien indicó que tienen contratos de suministro que se acercan a su término, por lo que «cuando llegue el momento de la renovación de los contratos tenemos una oportunidad de avanzar».

[VEA TAMBIÉN: Plantean institucionalizar la eficiencia energética en Consejo de Ministros para la sustentabilidad]

USM

Posteriormente, el académico de la Universidad Santa María, Mauricio Osses, abordó los desafíos que plantean las metas de llegar con un 100% de electrificación del transporte público a 2040, y a un 40% del parque vehicular a 2050.

El académico señaló la necesidad de que la futura normativa en electromovilidad incorpore la interoperabilidad en la infraestructura de carga para los vehículos eléctricos, con protocolos estandarizados para que las distintas tecnologías de las empresas «puedan conversar entre ellas».

Osses también mencionó que el precio promedio de los vehículos eléctricos en Chile, eléctricos e híbridos, entre 2017 y 2018, llegó a un rango entre $20 millones y $25 millones. «En 2019 ha habido un aumento a comprar vehículos un poco más caros, por sobre $25 millones», acotó.

Señaló que las estimaciones para Chile indican que la demanda por autos eléctricos se inclinan por vehículos livianos, mencionando que las proyecciones del Ministerio de Energía muestran que a 2050 los vehículos eléctricos particulares llegarán aproximadamente a cuatro o cinco millones de unidades.