Mainstream Renewable Power y Transelec firmaron un contrato para el diseño, construcción y suministro de la línea de transmisión que conectará al Sistema Eléctrico Nacional a los proyectos solares Río Escondido, de 170 MW, y Valle Escondido, de 123 MW, ubicados en Tierra Amarilla, en la Región de Atacama.

Manuel Tagle, gerente general de Mainstream para Latinoamérica, destacó que la conexión de estas centrales son un avance para el proceso de descarbonización de la matriz que se lleva adelante, agregando que Río Escondido es el primer proyecto fotovoltaico que la empresa construirá en Chile.

«Por su parte, el parque solar Río Escondido –que tiene su RCA aprobada- estará constituido por 550.368 paneles fotovoltaicos, que entregarán energía equivalente al consumo eléctrico de 158.000 hogares. Por su parte el proyecto Valle Escondido, considera 382.000 paneles fotovoltaicos equivalentes al consumo de 105.000 hogares», destacaron Mainstream y Transelec en un comunicado.

[VEA TAMBIÉN: Las obras de transmisión que entran en servicio este año tras Cardones-Polpaico]

Para Sebastián Fernández, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de Transelec, este acuerdo aumenta la participación de la empresa transmisora en la conexión de proyectos de energías renovables, donde en los últimos cinco años ha conectado el 64%  de estas tecnologías en el sistema de transmisión.

«Las obras de construcción de la línea de transmisión de 220 kV comenzarán en el segundo semestre de este año. El trazado es de 55,5 kilómetros de longitud y considera aproximadamente 180 torres o estructuras, que sostendrán la línea que transportará la energía desde los parques solares hasta la subestación Cardones de Transelec. Esta línea de transmisión conectará en una primera etapa al proyecto Río Escondido y posteriormente al proyecto Valle Escondido con el Sistema Eléctrico Nacional», informaron ambas compañías.