Este jueves la empresa Interchile inaugura la línea de transmisión Cardones-Polpaico, de 500 kV, que une las regiones de Atacama con la Metropolitana, en una extensión de 753 kilómetros, con lo cual se fortalece el sistema eléctrico nacional. Pero tras este hito, el Ministerio de Energía registra otras ocho obras en construcción dentro de este segmento, entre las cuales hay cinco de carácter nacional y tres de categoría zonal.

De acuerdo al catrastro que elabora la Unidad de Proyectos del Ministerio de Energía, después del proyecto de Interchile están contempladas el seccionamiento Lagunas-Encuentro en la subestación María Elena, de 220 kV, a cargo de Saesa en la Región de Antofagasta y que tiene una inversión de US$6,5 millones.

Para la segunda mitad de año está considerada la puesta en servicio de la ampliación de la subestación Los Cóndores en la comuna de Iquique, en un proyecto desarrollado por Transelec en 220 kV, por US$13,8 millones. La misma empresa también está ejecutando la extensión de la línea Crucero-Lagunas, de 220 kV, en la comuna de María Elena (Región de Antofagasta), que tiene una extensión de 3,5 kilómetros y un costo de US$2 millones.

[VEA TAMBIÉN: Sistema Eléctrico Nacional supera las 1.900 líneas de transmisión instaladas]

En la misma región Transelec también realiza la línea Los Changos-Kimal, de 500 kV, con una extensión de 138 kilómetros y US$160 millones de inversión, la cual -según los datos del Ministerio de Energía- debería estar en servicio en agosto próximo.

Otras obras de transmisión nacional prevista para este año son la línea Chiloé-Gamboa, de 220 kV, que ejecuta Saesa, en el sistema sur del sistema eléctrico nacional, en la Región de Los Lagos, que contempla una extensión de 45 kilómetros y una inversión de US$41 millones.

Zonales

Según el Ministerio de Energías, las obras de transmisión zonal que deberían poner en servicio durante este semestre son la ampliación de la subestación Frutillar en la Región de Los Lagos, a cargo de Saesa, además del refuerzo del sistema provincia Arauco por parte de CGE en la Región del Biobío y que considera una extensión de 56 kilómetros.

Finalmente está contemplado el proyecto de la línea a la subestación Macaya que realiza Chilquinta en la Región de Valparaíso, con una extensión de 5,,7 kilómetros y una inversión de US$10 millones.