A través de su filial, Gasatacama Chile S.A., Enel Generación Chile solicitó formalmente al secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), José Venegas, que se autorice a la compañía al retiro final, desconexión y cese de operación de la central Tarapacá para el 31 de diciembre de 2019.

De acuerdo a lo informado por la empresa en un comunicado, la idea es adelantar este hito que está inicialmente previsto para mayo de 2020.

«La decisión de adelantar el cierre definitivo de la planta se enmarca en el contexto del acuerdo de retiro de centrales termoeléctricas a carbón, suscrito con el gobierno de Chile a través del Ministerio de Energía», indicó Enel Generación Chile.

[VEA TAMBIÉN: Susana Jiménez: Salida de unidades 12 y 13 de central Tocopilla no producirá déficit]

Según Paolo Pallotti, gerente general de Enel Chile, «este es un paso más en nuestro camino por liderar la transición de Chile hacia una matriz energética cada vez más renovable. Hemos firmado un acuerdo para cerrar progresivamente nuestras centrales a carbón y esta solicitud es un claro ejemplo del nuestro compromiso. Pedimos avanzar más rápido en esa dirección y esperamos que la respuesta de la autoridad sea positiva».

La empresa recordó que el artículo 72°-18 de la Ley General de Servicios Eléctricos «señala que la solicitud para el retiro final, desconexión y cese de operación de unidades generadoras se realiza con una anticipación de 24 meses, con la posibilidad que la CNE exima de dicho plazo».