La ministra de Energía, Susana Jiménez, afirmó que el sector mini hidro cumple «un rol fundamental» para el proceso de descarbonización de la matriz energética local, señalando que el proyecto de ley de flexibilidad en el sistema eléctrico recogerá ideas y análisis para «reforzar la competencia del mercado y permita un despliegue eficiente de las distintas tecnologías».

La autoridad inauguró el Foro Apemec 2019, que se realiza en el Hotel Cumbres de Vitacura, organizado por la Asociación de Pequeñas y Medianas Centrales Hidroeléctricas (Apemec) y producido por Editec Ferias y Conferencias, contempla el análisis de los desafíos regulatorios para el sector.

[VEA TAMBIÉN: Este miércoles parte el Foro Apemec 2019]

Jiménez también mencionó la mesa de trabajo que impulsa el Ministerio de Energía para perfeccionar el DS 244, especialmente en el mecanismo de cálculo del precio estabilizado de la energía, afirmando que se escucharán las opiniones y visiones de los actores que participen en esta instancia.

En la apertura de la conferencia también participó el presidente de Apemec, Ian Nelson, quien reiteró la necesidad de realizar perfeccionamientos regulatorios para permitir una mejor incorporación de las energías renovables estables dentro del sistema eléctricos, entre las cuales mencionó a la pequeña generación hidráulica, la geotermia y la Concentración Solar de Potencia.

Descarbonización

En el primer módulo del evento, el subsecretario de Energía, Ricardo Irarrázabal, abordó la descarbonización de la matriz energética, señalando que el retiro de centrales a carbón es una parte de este proceso, por lo que también destacó el rol de la flexibilidad en el sistema eléctrico, ya sea a nivel de infraestructura, operacional y regulatoria.

En su exposición la autoridad dijo que la industria también debe participar en la incorporación de sus visiones sobre estos niveles de flexibilidad, afirmando que la idea es avanzar hacia una estrategia en este tema, «que impregne toda la labor del Ministerio de Energía».

Agregó que existen espacios de perfeccionamiento que no requieren de modificaciones legales, como «definiciones en reglamentos y normas técnicas y en prácticas operacionales».