El proyecto de flexibilidad en el sistema eléctrico, que el Ministerio de Energía pretende enviar al Congreso en el segundo semestre de este año, será uno de los temas que se analizarán en el seminario anual que el 5 de septiembre realizará la Asociación de Consumidores de Energía No Regulados (Acenor A.G.) en el Hotel Almacruz (ex Galerías) de Santiago.

Así lo señala Rubén Sánchez, director ejecutivo de la asociación gremial, quien precisa a ELECTRICIDAD que la iniciativa legal sobre  flexibilidad impulsará «cambios regulatorios sistémicos para lograr un adecuado desarrollo del sistema eléctrico nacional, junto con el accionar de los diversos agentes que interactúan, por lo que es vital para nuestro segmento visualizar en forma consensuada los impactos esperados que tendrán los clientes libres debido a la implementación de estas nuevas normativas».

Otros cambios relevantes en el sector que aprecia el ejecutivo son la regulación de Servicios Complementarios y de la potencia de suficiencia, además de los efectos que pueda provocar el proceso de descarbonización, «y la aparición de nuevas tecnologías disruptivas para la industria (energías renovables, líneas de corriente continua para la integración eficiente de energías renovables, almacenamiento energético, etc.), más temas de integración energética, generación distribuida, electromovilidad, innovación y emprendimiento en el sector eléctrico, etc.».

Seminario

Según Sánchez, el seminario de Acenor «es la principal reunión anual del sector energético chileno que permite conocer las inquietudes de los consumidores de energía eléctrica no regulados del país, siendo este año 2019 la décimo sexta vez consecutiva que realizamos este evento, enfocándonos en esta oportunidad en la transición energética actual, ya que al presentarse tendencias de cambios, tanto del mercado eléctrico como de combustibles, existe natural inquietud por las nuevas normativas que imperarán, ya que se generarán oportunidades y desafíos que impactarán sin duda los costos y precios del suministro eléctrico para los clientes».

Señala que otros ejes temáticos del evento son el papel esperado «que deben jugar los clientes libres bajo la actual regulación ya que sin duda ellos deben cumplir con temas de fiscalización de los costos de generación y transmisión, así como dar cumplimiento a programas de eficiencia energética y entregar respuestas oportunas y de calidad a la Comisión Nacional de Energía y al Coordinador Eléctrico Nacional.

[VEA TAMBIÉN: Alistan seminario sobre transición energética en reunión anual de clientes libres]

«También nos interesa analizar los impactos económicos de la aplicación de la nueva Ley de Transmisión 20.936 en los clientes libres, donde a nuestro juicio se perdió la importante señal de localización de las empresas generadoras, perdiéndose en ese sentido una importante señal de eficiencia, además que la expansión de la transmisión se realiza con holguras y redundancias y que se cobra de manera estampillada a la demanda, ineficiencias que las paga 100% y directamente la demanda, por lo que como segmento, especialmente de grandes clientes que no han podido renegociar sus contratos de suministro, estamos expectantes frente a los cambios que se esperan del perfeccionamiento de dicha Ley», afirma el ejecutivo.

En su opinión en esta normativa es necesario abordar los temas «de planificación, calificación, valorización, y remuneración de las instalaciones de transmisión y de acceso abierto, procesos en que necesariamente deben participar los clientes libres por cargarse directamente los costos al suministro de ellos, pero donde lamentablemente no se cuenta con las competencias y especialización necesaria para ser un fiscalizador y contraparte efectivo de las diversas propuestas que se presentan en la industria eléctrica por parte de los distintos agentes del mercado».

Descarbonización

Rubén Sánchez señala que la descarbonización y los cambios que se avecinan en la normativa medioambiental, «sin duda generará oportunidades y desafíos para los consumidores no regulados, debiendo definirse estrategias adecuadas que se debieran implementar para materializar las oportunidades y atenuar los riesgos, analizando por ejemplo el futuro del gas natural en América del Sur, y en Chile en particular; la capacidad de los gasoductos existentes, los proyectos y su uso esperado; las posibilidades de efectuar compras agregadas de gas por parte de los clientes libres».

Otros temas coyunturales que esperan tratar en el seminario son los impactos «que implicaría un cambio del horario de control de la demanda de punta y su posible unificación para todo el sistema eléctrico, de acuerdo a las sugerencias que entrega el estudio realizado por la empresa consultora NARVIK a solicitud de la CNE».

«Se debe considerar que esto no sólo implica un tema de la remuneración del sistema eléctrico, sino que también genera grandes impactos sociales (laborales), en la productividad de la industria (por la necesidad de detener procesos por el alto costo de consumir durante ese período) y medioambientales (por la entrada de equipos de generación diésel y otros)», explica.

Finalmente, la remuneración de los Servicios Complementarios, prevista para 2020, también es un aspecto importante para Acenor, puesto que este cargo contempla aplicarse a la demanda eléctrica, lo que podría afectar a los clientes libres.

«Algunos consultores estiman que los consumidores no regulados pagarán bastante más por SSCC a partir del año 2020 (se ha hablado de cifras del orden de 3 a 5 US$/MWh), lo que nos preocupa sobremanera ya que por ejemplo los clientes libres consumen cifras de energía del orden de 400 GWh/año, les significaría un aumento considerable de los presupuestos anuales por este concepto (aumentos de más de US$ 1,5 millones anuales)», asegura Sánchez.