En una ceremonia encabezada por el Presidente Sebastián Piñera se dio a conocer el cronograma de descarbonización de la matriz energética, que contempla el retiro de ocho centrales termoeléctricas a carbón en los próximos cinco años, para llegar al 100% del parque en 2040.

Según informó la ministra de Energía, Susana Jiménez, el cese de operaciones de las primeras unidades equivale a 1.047 MW de las centrales más antiguas, de las cuales cuatro se ubican en la comuna de Tocopilla, mientras que dos están en la comuna de Puchuncaví, seguidas de las comunas Iquique (1) y Coronel (1).

Para el mediano plazo se definirán fechas de retiro en nuevas mesas de trabajo del Ministerio de Energía las empresas generadoras, las que se conformarán cada cinco años.

 

[VEA TAMBIÉN: Estudio presenta alternativas para el retiro y reconversión de termoeléctricas a carbón]

Acuerdo

Las primeras centrales a cerrar este año serán las unidades 12 y 13 de Tocopilla, perteneciente a Engie Energía Chile, y que suman 171 MW de capacidad instalada. De acuerdo al Ministerio de Energía, estas instalaciones «iniciaron su operación hace 36 y 34 años respectivamente».

Jiménez indicó que los acuerdos voluntarios firmados con las generadoras AES Gener, Engie Energía, Chile, Enel Generación Chile y Colbún, considera “aristas ambientales, en la reducción de gases invernaderos, además de tener un análisis para que esto no tenga un impacto en la seguridad y eficiencia del sistema eléctrico, junto a los aspectos laborales y sociales sobre cómo inciden estos retiros en las distintas localidades”.

El acuerdo establece que las centrales que retiren su operación podrán entrar a un «Estado Operativo de Reserva Estratégica», cuyo objetivo es dar garantía de seguridad al Sistema Eléctrico Nacional. Las instalaciones que estén bajo esta categoría podrán ser convocadas por el Coordinador Eléctrico Nacional «en circunstancias de urgencia, en las que se prevea un importante déficit de suministro», informó el Ministerio de Energía.

«El periodo en el que podrán permanecer en este estado no podrá ser superior a cinco años, previo a su cierre definitivo», se precisó.

Coordinador

El presidente del Consejo Directivo del Coordinador Eléctrico Nacional, Juan Carlos Olmedo, indicó a ELECTRICIDAD que el principal desafío con el futuro cierre de unidades a carbón «es preservar la seguridad y calidad del servicio y, como se tienen que reemplazar unidades generadoras, van a venir una serie de nuevos proyectos, tanto de generación como de transmisión».

«Nuestro desafío va a estar por el lado de la conexión, puesta en marcha y pruebas de nuevas centrales generadoras, junto con el desarrollo de nuevas obras de expansión de la transmisión, su seguimiento y puesta en marcha», precisó el ejecutivo.