Hasta Vancouver, Canadá, llegó el subsecretario de Energía, Ricardo Irarrázabal para participar en CEM y MI, dos foros internacionales que congregan a las principales economías del mundo con el objetivo de impulsar las energías limpias y acelerar la innovación energética.

Las reuniones ministeriales de Vancouver se iniciaron el lunes 27 en torno a temas como electromovilidad y financiamiento de la innovación energética. Mientras que el martes 28 se realizó la reunión ministerial de Mission Innovation, iniciativa lanzada en la COP21 con el objetivo de duplicar la inversión en innovación en energía limpia en un horizonte de 5 años, considerando que sus países miembros representan el 80% del presupuesto mundial de investigación y desarrollo en energías limpias.

En ese contexto, el subsecretario Irarrázabal participó en una mesa redonda sobre digitalización energética e integró el plenario de ministros, explicando los objetivos de la COP25 y recogiendo expectativas y recomendaciones, en su calidad de país anfitrión de esta cumbre climática mundial que tendrá lugar en Santiago entre el 2 y 13 de diciembre próximo.

«La autoridad cerró además el plenario, confirmando el compromiso de Chile con la organización de la próxima reunión ministerial de MI-4 en mayo de 2020. En tal sentido, señaló que “ahora que el bastón de MI pasa del extremo norte del continente al extremo sur, nuestro país reafirma su compromiso con impulsar Mission Innovation, que es también nuestra misión hacia el futuro”, explicando que los desafíos de hoy deben estar centrados no solo en resolver las contingencias actuales, sino también los problemas de futuro», informó el Ministerio de Energía en su sitio web.

El cónclave internacional concluye hoy miércoles 29, con la reunión ministerial del CEM, foro de alto nivel que funciona desde hace una década promoviendo políticas y programas para gatillar avances y apoyar la transición hacia una economía mundial de energía limpia.

La participación Irarrázabal en el CEM se ha centrado, según informó el Ministerio, «en compartir la serie de acciones de descarbonización que se están llevando a cabo en Chile, tales como la flexibilidad de sistemas eléctricos, electromovilidad, la propuesta de ley de eficiencia energética y las acciones previstas para abordar los efectos de la descarbonización en la fuerza laboral, así como conocer las experiencias de otros países en el despliegue de las energías limpias».

Asimismo, destaca la coincidencia de objetivos entre Chile y Canadá para instalar temas de género en energías limpias en el CEM. Al final de la reunión el subsecretario asumió el rol de Chile como futuro anfitrión del CEM-11 en 2019, junto con la presidencia del comité directivo del foro.

[VEA TAMBIÉN: Subsecretario de Energía encabeza reunión del estudio de interconexión eléctrica entre Chile y Perú]

Experiencias

Durante su estadía en Canadá el subsecretario también firmó un acuerdo con el Departamento de Recursos Naturales de este país para compartir experiencias y conocimiento en el desarrollo sostenible de la energía, en materias como comercio e inversión energética, integración de energías renovables, acceso a energía en localidades remotas, eficiencia energética y transporte sostenible, la participación de la mujer en el sector energético, innovación y tecnologías, así como el involucramiento de pueblos indígenas, trabajadores y comunidades locales en el desarrollo de recursos energéticos.

CEM y MI son dos foros internacionales que congregan a las principales economías del mundo con el objetivo de impulsar las energías limpias y acelerar la innovación energética.

Chile es miembro de ambas iniciativas, en las cuales participa activamente. Junto a México y Brasil, forma parte de los únicos tres países latinoamericanos que integran estas plataformas. Aquí, nuestro país ha marcado un liderazgo y reconocimiento internacional que se ha visto traducido en ser nominado para la próxima presidencia y organización de la reunión ministerial de ambos foros, en 2020.

El CEM y MI reúnen a una treintena de países industrializados que han juntado sus esfuerzos para aumentar la participación de las energías limpias a nivel global y avanzar en la investigación tecnológica energética para apoyar y hacer más eficiente este desarrollo.

Países de los cinco continentes integran estas plataformas, entre ellos, Estados Unidos, Canadá, China, Japón, India, Australia, Arabia Saudí y la Unión Europea, entre otras economías.