Los conceptos fundamentales sobre el almacenamiento de energía en sistemas eléctricos, así como también cuales son las tecnologías de mayor desarrollo a nivel mundial, aplicaciones al sistema eléctrico y elementos claves para la evaluación económica de este tipo de proyectos son los principales contenidos que tendrá el taller académico de ElecGas 2019, que se realizará este 14 de mayo en el Hotel Cumbres de Vitacura.

Bajo el nombre de “Almacenamiento de energía: Tecnologías, aplicaciones y modelos de negocio”, el curso se efectuará como antesala a la versión XVIII de ElecGas 2019, que se realizará el miércoles 15 en el mismo hotel.

Contenidos

El taller será impartido por los ingenieros especialistas de la empresa E-Storage Spa, Cristóbal Muñoz, Francisco Leiva y Gabriel Olguín, quienes tratarán los conceptos de este tema desde una mirada técnico-práctica.

Cristóbal Muñoz, gerente general de la firma, señala a ELECTRICIDAD que la idea es acercar “esta nueva tendencia a los profesionales de la industria para que puedan desarrollar el almacenamiento de energía en Chile”.

[VEA TAMBIÉN: Incentivo al almacenamiento de energía será visto en último módulo de ElecGas 2019]

Según el especialista, el almacenamiento de energía “viabiliza la creciente integración de energías renovables variables que existen en los sistemas eléctricos a nivel mundial, pues son una realidad y se están desarrollando en nuestro país mediante la generación proveniente de energía solar y eólica”.

A su juicio, la integración de estas tecnologías “trae enormes desafíos, dado que en algunas ocasiones, su generación eléctrica no coincide con los requerimientos de demanda que existen en nuestro sistema eléctrico, entre otros aspectos”.

“Es así como las tecnologías de almacenamiento de energía permiten integrar de mejor manera la generación mediante fuentes de energías renovables variables, habilitando una mejor y mayor expansión de estas en nuestro sistema eléctrico, lo que nos permitirá alcanzar las diversas metas y compromisos de desarrollo sostenible que tiene el país, así como también actuar como un catalizador del proceso de descarbonización de la matriz eléctrica actualmente en discusión”, adelanta Muñoz.

El ejecutivo afirma que la relevancia de este tema es la futura necesidad que tendrá el sistema eléctrico nacional para incorporar el almacenamiento, por lo que dijo que se deben considerar varios desafíos.

“Si bien hoy en día existen proyectos en operación que han mostrado el valor que agrega este al funcionamiento del sistema, el almacenamiento de energía no ha tenido un despliegue masivo en nuestro país, teniendo que sortear barreras de diversa índole: regulatorias, económicas y técnicas”, precisa.

“La relevancia del almacenamiento de energía es que a través de las diversas tecnologías se puede optimizar la operación del sistema, postergar inversiones de expansión de la red de transmisión, apalancar la integración de energía renovable variable, proveer seguridad de suministro y confiabilidad, mejorar la calidad de suministro de clientes sensibles, proveer servicios complementarios, entre otros”, agrega Muñoz, quien recientemente realizó una pasantía en temas de almacenamiento de energía en un laboratorio del Departamento de Energía del Gobierno de los Estados Unidos.