Ajustar la fórmula de cálculo del precio estabilizado con carácter horario, es una de las propuestas planteadas por la Asociación de Pequeñas y Medianas Centrales Hidroeléctricas (Apemec), el Consejo Geotérmico y la Asociación de Concentración Solar de Potencia, para avanzar en la descarbonización del sistema eléctrico mediante la incorporación de energías renovables de base.

En un documento acordado por las tres asociaciones gremiales se planteó la necesidad de que el reemplazo del parque termoeléctrico a carbón considere la incorporación de proyectos que usen tecnologías renovables que puedan generar electricidad en forma estable.

“Esta transición requiere un adecuado balance entre una generación cero-emisión 24/7 en el largo plazo y aquellas tecnologías que solo generan durante ciertas horas del día (llamadas “energías intermitentes o variables”). Es así que las energías renovables capaces de entregar un suministro predecible en el tiempo (a veces llamadas energías de base o energías gestionables), con la menor cantidad posible de respaldo termoeléctrico, serán cada vez más necesarias. Por ello, es fundamental que la regulación eléctrica dé señales adecuadas de modo que la energía renovable que se integre al sistema sea costo-eficiente y con el menor impacto ambiental posible”, se indica en el documento.

“En el conjunto de las fuentes de ERNC de base se encuentran principalmente la generación hidráulica de pequeña y mediana escala, geotérmica, biomasa y solar de concentración. Estas son tecnologías óptimas para suplir la variabilidad de las llamadas energías renovables variables (como son las plantas de energía eólica y solar fotovoltaica, también conocidas como energía renovable variable (ERV) o no despachable), las que son diferentes del resto de las centrales eléctricas basadas en fuentes renovables, en un aspecto clave: suministran electricidad cuando sopla el viento y el recurso solar está disponible, pero no pueden despacharse según las necesidades de la demanda”, se agrega.

Cambios

De acuerdo a estos gremios, es necesario modificar la regulación,  “de modo que sean los precios quienes reflejen todos los costos asociados a las externalidades ambientales y de integración a la red”, por lo que plantearon una operación transparente de los costos marginales del sistema, para que se valore “convenientemente el suministro estable de energía renovable, proveniente principalmente de la generación hidráulica, geotérmica, desechos y de solar de concentración, privilegiándose a las ERV, cuya generación no tiene incorporados sus costos de integración, y por lo tanto no dar las señales de precio adecuadas para la instalación de plantas que brindan estos servicios de valor agregado”.

El documento acordado por las asociaciones gremiales sostiene la necesidad de modernizar algunas regulaciones vigentes como:

  • Asignación de ingresos de suficiencia: “La extensión del mecanismo de asignación basado en factores de planta promedio, no representa adecuadamente la variabilidad y volatilidad de las centrales ERV. De otro, en sistemas con una alta penetración de ERV, la hora de demanda máxima ―o un conjunto de ellas― ya no representa necesariamente el momento más crítico que enfrenta el sistema. El precio de la potencia de suficiencia, que corresponde a la tecnología de expansión del sistema en sus horas más críticas, también debería ser una materia de revisión”.
  • Exigencias adecuadas a los generadores que participan de procesos de licitación pública: “Los generadores que se adjudican un contrato con distribuidoras deben entregar garantías financieras, sin embargo, estas no son suficientes. Las licitaciones podrían atraer generadores que ofrecen precios competitivos, pero que terminan haciendo uso de mecanismos límite de traspasos de contratos y no ejecutan los proyectos que comprometen”.
  • Cargos ambientales: “El artículo 8vo de ley N°20.780 de 2014 estableció que el CEN debe planificar la operación de las centrales sin considerar los cargos ambientales. Creemos que los cargos ambientales no sólo deben incorporarse en la planificación que realiza el Coordinador, sino que, además, deben estar en las planificaciones que realiza el Ministerio de Energía y la Comisión Nacional de Energía (“CNE”), de lo contrario no se entregan las adecuadas señales de calidad ambiental a los inversionistas”.
  • Precio estabilizado: “Los pequeños generadores que inyectan en las redes de media tensión pueden acceder a un precio estabilizado. Este mecanismo se origina en la ley corta 19.940 de 2004, también denominada Ley Corta I y su propósito original fue facilitar a los pequeños generadores la obtención de financiamiento. Estos pequeños generadores pueden vender toda su energía al sistema a este precio estabilizado, mientras que las diferencias con respecto al costo marginal de energía ― precio del mercado mayorista ― son absorbidas por el resto de los generadores a prorrata de sus retiros. Así, el resto de los generadores absorben solidariamente las fluctuaciones del valor de este mecanismo, lo cual se transforma en una subvención cruzada.Debido a lo anterior, proponemos ajustar la fórmula de cálculo con carácter horario, y de esta manera, compensar una de las principales distorsiones que se dan en el contexto actual de la aplicación de este mecanismo, que ocurre cuando centrales que operan en horario diurno, ven aumentada artificialmente su remuneración por la aplicación de un cálculo que no hace diferenciación por bloque de operación”.