(Emol) La administración sueca de transporte anunció que dio luz verde al proyecto que busca construir un futurista tramo de carretera, de 1,6 kilómetros (1 milla), que permitirá recargar las baterías de los vehículos eléctricos (EV) que por ahí transiten.

La iniciativa tiene como objetivo probar nuevas alternativas que den solución a uno de los principales problemas que actualmente enfrentan los coches cero emisiones y que no es otro que el engorroso y lento proceso de repostaje de sus celdas de energía.

En primera instancia, informó la autoridad del país europeo, este tramo estará ubicado en la carretera que une la ciudad de Visby y el aeropuerto local, en la isla de Gotland, y los ensayos se harán con un camión y un autobús eléctrico gracias a tecnología desarrollada por la empresa Electreon.

Precisamente dicha firma estará a cargo de la construcción del tramo que tendrá un costo cercano a los 12.5 millones de euros, monto que será financiado en su totalidad por el gobierno sueco.

“El autobús se utilizará para un servicio de transporte para los pasajeros que viajan entre el aeropuerto y la ciudad”, dijo Noam Ilan, vicepresidente de desarrollo de negocios de Electreon al sitio de noticias Digital Trends.

“Es emocionante, ya que es la primera vez que un camión pesado se carga de forma inalámbrica desde la carretera. Una vez que probemos que esto funciona, puede aportar la solución más elegante y económica al enorme problema de las emisiones de los camiones de larga distancia”, añadió el ejecutivo.

Noam Ilan explicó que en primera instancia la idea es establecer si el sistema de recarga inductivo es capaz de transferir la energía requerido por los vehículos y, en segundo lugar, establecer si esta nueva tecnología puede resistir las duras condiciones climáticas que se registran durante el periodo invernal.

En caso que se cumplan con las mejores proyecciones, dijo el representante de la empresa Electreon, estarán en condiciones de desplegar esta nueva infraestructura en distintas carreteras de Suecia y otros países “haciendo que la electrificación de camiones de larga distancia sea una realidad” sin riesgo y rentable.

Si eso ocurre, precisó, la proyección es que se construyan unos 2 mil kilómetros de carretera de recarga automática en Suecia, siendo una de sus principales autopistas la primera “e-road” del mundo.

El costo total del proyecto tendría un costo cercano a los 3 mil millones de euros, un precio elevado para una carretera normal, pero que podría ser compensado con los beneficios que entrega.

Suecia no es el único país que está explorando esta tecnología. En Israel, un proyecto similar apunta a instalar un tramo de carretera inteligente entre la ciudad de Eilat y el cercano Aeropuerto Internacional de Ramon, recordó Digital Trends en su publicación.