(Diario Concepción) Un estudio geofísico analizó el impacto de las fases de la Luna en el ciclo de mareas del mar interior, en localidades del sur de Chile, para determinar su potencial y variabilidad como energía renovable.

La investigación de científicos del Departamento de Geofísica de la Universidad de Concepción y del Instituto de Fomento Pesquero aporta de esta manera al desarrollo nacional de las energías marinas, en el marco de alcanzar un 20% de energías renovables no convencionales al año 2025.

La modelación numérica de hasta 1 kilómetro de profundidad analizó zonas como el Canal de Chacao -que separa Chiloé del continente- y el Canal Desertores -ubicado a 15 kilómetros al norte de Chaitén-, previamente identificadas como zonas de alto potencial energético, ya que obtienen corrientes de hasta 2 metros por segundo la mitad del tiempo.

En ambos lugares, hay dos mareas altas y dos mareas bajas cada día (mareas semidiurnas), con grandes diferencias energéticas entre las altas o pleamar y las bajas o bajamar.