(El Mercurio de Valparaíso) Una nueva polémica enfrenta la empresa Interchile con la comunidad La Dormida (Olmué), lugar donde hace más de una semana tres personas ajenas al sector permanecen a más de 40 metros de altura tras tomarse de manera ilegal una de las torres de alta tensión del proyecto Cardones-Polpaico.

Según confirmaron desde la Tercera Comisaría de Limache, uno de los directores de la comunidad y quien ha asumido la vocería de la manifestación, Mario Aravena, fue detenido este miércoles tras agredir al encargado de relacionamiento territorial de la empresa, Rodrigo Bravo, a quien además le sustrajo su celular.

Justamente, un video difundido ayer dio cuenta del enfrentamiento que sostuvieron ambas personas, en la que aparece el director solicitando en reiteradas oportunidades que el representante de Interchile abandonara de inmediato los terrenos de la comunidad.

“Retírate por favor. No salgái con tu teléfono porque te tengo bien grabado, no salgái a dártelas de víctima. Retírate por favor, retírate por favor”, dijo de manera insistente Aravena, justo en el momento en que el teléfono que lo registraba cae al suelo al ser golpeado.

Si bien la grabación siguió en negro tras caer al piso, en ella se sigue escuchando al director solicitando el retiro de los funcionarios. “Te vas a retirar o no. Anda a buscar a Carabineros amariconao. Anda a defenderte detrás de la autoridad. Cuándo vas a pedir disculpas”, señalaba Aravena.

[VEA TAMBIÉN: Sensibilizar a Piñera y a los gremios: la estrategia de Interchile para concretar su proyecto]

En ese momento, el representante de la empresa pedía “calma” al director, acusándolo de agredirlo y de robarle su celular, a lo que el comunero respondió que “no es un robo, es un hurto, aprende la diferencia ignorante”, agregando que se lo iba a entregar “afuera, cuando se retiren”.

Tras el impasse, Carabineros que se encontraba en el lugar procedió a detener al director por desórdenes simples públicos y hurto, quedando en horas de la tarde en libertad, previo apercibimiento bajo el Artículo 26.

Al respecto, el gerente de proyecto de Interchile, Alejandro Cascante, lamentó “profundamente la agresión sufrida por nuestro compañero, quien se encontraba realizando su trabajo de establecer puentes de diálogo y lograr una solución pacífica al conflicto”.

El representante de la compañía apuntó al director de la comunidad como una persona que “sistemática y de forma permanente ha hostilizado a los trabajadores del proyecto, entregado información falsa a la comunidad y a la prensa”.

Además, Cascante agregó que la persona que fue agredida se encontraba durante la tarde constatando lesiones en un centro médico de Olmué. Ante ello, consignó que como empresa “estamos evaluando las sanciones legales que correspondan frente a estos hechos”.

Consultado sobre el enfrentamiento, si bien el director de La Dormida reconoció haberle retenido el celular al funcionario, aseguró que fue él quien lo agredió en un principio.

“Cerca de las 11 de la mañana el señor Rodrigo Bravo ingresó en una camioneta blanca a exceso de velocidad, siendo que la RCA del proyecto permite un máximo de 20 km/h. Nosotros lo seguimos y al acercarme le pregunté por qué iba a esa velocidad, a lo que él me señaló que no tenía por qué darme explicaciones y en eso abre la puerta del vehículo y me golpea”, aseguró Aravena.

Tras ello, el director agregó que “respondí pegándole un empujón y por eso me empezó a grabar hasta que llegamos donde Carabineros, quienes me detuvieron”. Ambos quedaron citados a declarar, según confirmó el comunero.