(La Tercera-Pulso) El petróleo extendió su rally alcista este lunes ante la idea de una posible crisis en la oferta del hidrocarburo tras el incremento en las tensiones en Libia, país miembro de la OPEP.

El WTI -de referencia en Estados Unidos- cerró las operaciones con avance de 2% y en los US$64,4 el barril, su precio más alto desde el 31 de octubre pasado.

En la misma línea, el Brent de Europa anotó alza de 1,08% que lo elevó hasta los US$71,10, nivel no visto desde el 1 de noviembre. A nivel anual, los precios del crudo acumulan alza de más de 30%.

[VEA TAMBIÉN: Precios del petróleo cierran semana al alza y Brent cierra sobre los 70 dólares]

El avance del crudo ocurre en medio del incremento en las tensiones en Libia, ya que una interrupción del suministro desde el país del Norte de África golpearía las refinerías y elevaría los precios del petróleo en todo el mundo.

Pero los enfrentamientos en Libia no son la única preocupación de los inversionistas. A lo anterior se suman los recortes al bombeo aplicados por la OPEP a comienzos del año y las sanciones de Estados Unidos contra Irán y Venezuela.

El estratega de FXTM, Hussein Sayed, explicó a Reuters que estos últimos factores “han sido los conductores principales de los precios en lo que va del año. Sin embargo, el impulso más reciente fue por la escalada de los enfrentamientos en Libia, que amenazan con una mayor alteración en los suministros”.