(El Economista.com) El petróleo subió el viernes gracias a un contexto político internacional favorable aumento del precio del barril.

El crudo Brent del mar del Norte cerró a 70.34 dólares por barril en los contratos a junio tras ganar 94 centavos en la jornada y quedan sus niveles más altos desde noviembre.

En Nueva York el barril de WTI para entrega en mayo subió 98 centavos a 63.08 dólares; igualmente su mejor precio desde noviembre.

[VEA TAMBIÉN: Arabia Saudita amenaza terminar operaciones de crudo en dólares]

Los precios estuvieron ayudados por la determinación de la Opep y 10 países, entre ellos Rusia, de seguir reduciendo su producción durante el primer semestre del año.

Empero a eso se sumaron las tensiones políticas en Venezuela y Libia cuyas turbulencias políticas están dañando la producción petrolera.