El horario de invierno, que comenzará a regir a la medianoche del sábado 6 de abril, amplía su duración de tres a cinco meses, por lo que el adelanto de la hora oficial “se efectuará cada año entre el segundo sábado de septiembre y el segundo sábado de abril”, según informó a ELECTRICIDAD la ministra de Energía, Susana Jiménez.

“A partir del próximo sábado 6 de abril, el horario de invierno se extenderá por cinco meses, el cual regirá entre el primer sábado de abril y el primer sábado de septiembre. Ello permitirá tener más luz natural en las mañanas. Por ejemplo, se reducirán prácticamente a cero los días en que el sol saldrá después de las 8 de la mañana entre las regiones de Arica y El Maule. Esto beneficiará a 12,6 millones de personas, que equivale al 70% de la población. En el resto de las regiones, de Biobío a Aysén, habrá casi 60 días más que hoy, en que el sol saldrá antes de las 8 de la mañana”, precisó la autoridad.

“El horario de verano comenzará el primer sábado de septiembre de cada año, lo que permitirá también tener más luz en las tardes. Ello es importante para que las personas puedan disfrutar de los espacios públicos y actividades de recreación, lo que es parte de nuestra cultura durante la primavera y el verano. En resumen, con el horario de invierno entre el primer sábado de abril y el primer sábado de septiembre, se busca distribuir de la mejor manera posible la luz natural, y generar el mayor bienestar a las personas, respetando sus costumbres y hábitos”, agregó Jiménez.

[VEA TAMBIÉN: Se acerca el cambio de hora: El próximo 6 de abril se atrasan los relojes]

Aspectos

De acuerdo al Ministerio de Energía, las principales consideraciones para el cambio de horario de este año son:

• A las 24:00 horas del sábado 6 de abril se deberán atrasar en una hora los relojes con lo que retornaremos a nuestro horario oficial (UTC -4), que se extenderá hasta las 24:00 horas del sábado 7 de septiembre.

• La decisión de ampliar de tres a cinco meses el horario de invierno fue tomada luego de que el Ministerio de Energía, durante 2018, consultara a más de 40 representantes de instituciones públicas y privadas, de la sociedad civil y especialistas, para recopilar antecedentes técnicos y científicos sobre el impacto de los husos horarios sobre la salud, educación, productividad, seguridad, telecomunicaciones, transportes y eficiencia energética, entre otros.

• La extensión del horario de invierno permite que la luz solar se ajuste mejor a los horarios de nuestras actividades cotidianas al reducirse prácticamente a cero los días en que el sol saldrá después de las 8 de la mañana entre las regiones de Arica y el Maule, y al reducir en aproximadamente 56 los días en que amanece después de dicho horario en las localidades de las regiones de Biobío a Aysén.

• Este cambio de horario aplicará para todo Chile con la excepción de la Región de Magallanes y la Antártica Chilena que mantendrá el régimen de los últimos años con el horario de verano durante todo el año, tal como lo decidió la ciudadanía en 2017.