(La Tercera-Pulso) El precio del petróleo tocó el martes máximos de 2019, con el referencial Brent acercándose a los US$70 por barril, ante la perspectiva de que nuevas sanciones contra Irán y de que más interrupciones del suministro venezolano intensificarían los recortes ya iniciados por la OPEP.

El crudo Brent alcanzó un máximo de sesión de 69,51 dólares el barril, el mayor nivel desde el 13 de noviembre. El referencial mundial avanzó 36 centavos, o un 0,52 por ciento, a 69,37 dólares el barril.

El crudo en Estados Unidos, en tanto, avanzó 99 centavos, o un 1,61 por ciento, a 62,58 dólares el barril, tras tocar los 62,72 dólares, su máximo desde el 7 de noviembre.

Estados Unidos está considerando más sanciones contra Irán, el cuarto mayor productor dentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), dijo un funcionario.

[VEA TAMBIÉN: Petróleo: Contratos tienen cierre dispar por temor a desaceleración y expectativa de menor oferta]

Además, un terminal de crudo clave en Venezuela, un país que también está bajo sanciones de Washington, detuvo nuevamente las operaciones por la falta de electricidad.

Sin embargo, las exportaciones de crudo de Venezuela se estabilizaron en marzo después de que los envíos se desplomaron alrededor de un 40 por ciento desde enero.

Las nuevas pérdidas de suministro desde Irán y Venezuela podrían profundizar el recorte a la producción liderado por la OPEP que entró en vigencia en enero.

Según un sondeo de Reuters, el suministro del grupo alcanzó un mínimo de cuatro años en marzo porque el principal exportador del cartel, Arabia Saudita, recortó más de lo acordado, lo que se sumó a descensos involuntarios en el bombeo.