Desde inicios de este siglo el número de asociaciones gremiales del sector energético se ha multiplicado por nueve en el país, totalizando en la actualidad 18 organizaciones de este tipo, representando a los tres principales segmentos de la industria eléctrica (generación, transmisión y distribución), además de otras áreas como el gas y las nuevas tecnologías vinculadas con las energías renovables, sin dejar de mencionar que se prepara la número 20, la que prontamente se dará a conocer.

Es así como en los últimos años se ha producido una diversificación en la representación de los intereses en el quehacer energético, según explica a ELECTRICIDAD Eugenio Tironi, sociólogo y socio director de Tironi Asociados, quien precisa que este proceso explicaría la “multiplicación, especialización y profesionalización” de las asociaciones gremiales.

“Contrariamente a lo que se cree, sobre todo en la generación de electricidad, hay bastante competencia. El sector eléctrico y energético es un campo que está en permanente ajuste regulatorio. Estamos ante un sector muy dinámico. Si se favorecen a los hidráulicos, se perjudican a los térmicos; tenemos a las empresas de los pequeños versus los grandes; los incumbentes contra los aspirantes; las ERNC (Energías Renovables No Convencionales) versus las convencionales, lo que incentiva a que se creen nuevas asociaciones”, sostiene el consultor.

[VEA TAMBIÉN: Los proyectos emblemáticos de 2018]

Tironi señala que también se ha verificado una mayor profesionalización en estas organizaciones: “Los controles, como la Ley de lobby, son cada vez mayores y han influido en que el estilo de los vínculos políticos, como el compadrazgo o las relaciones familiares, sea cada vez más escaso, lo que ha llevado a la profesionalización de las asociaciones gremiales y las ha convertido en interlocutores importantes para el diseño de políticas públicas”.

“Además, los gobiernos y el parlamento buscan incorporar en su diseño, reflexión y debate a la sociedad civil, donde también encontramos a los gremios, que tienen bastante influencia, la cual descansa en gran medida en su capacidad técnica y especialización”, añade el especialista.

A su juicio, “actualmente la influencia tiene mucho más que ver con agendas muy específicas y con un conocimiento bastante técnico y especializado. Y este es el papel que cumplen las actuales asociaciones gremiales”.

[Continúe leyendo este reportaje en la edición de abril de ELECTRICIDAD que se publicará en los próximos días]