(La Tercera-Pulso) Tras encontrarse con gran resistencia el año pasado en su intento por acceder a financiamiento, la minera Bacanora Lithium Plc cree que ha llegado el momento de salir de nuevo a los mercados..

En julio, la compañía, con sede en Londres, canceló una venta de acciones por US$100 millones con la que iba a financiar la construcción de la primera mina de litio de México. Ahora, el responsable de Bacanora dice que el apetito de los inversionistas ha vuelto tras meses de incertidumbre sobre los precios y de temores a un exceso de suministro del mineral esencial para alimentar las baterías de los vehículos eléctricos.

“Ese exceso de oferta masivo no ha ocurrido, se ha superado ese miedo”, dijo Peter Secker. “Creemos que es un buen momento para volver a los mercados de acciones y captar el resto del dinero que necesitamos para construir el proyecto”, añadió.

El mercado parece haber recuperado la confianza. Las acciones de Bacanora han caído un 73% desde que comenzaron a cotizarse hace aproximadamente un año, cuando los precios del litio estaban a punto de alcanzar niveles históricos, pero la empresa subió un 47% la semana pasada cuando anunció que estaba en conversaciones con posibles inversionistas.

[VEA TAMBIÉN: Avanza el consorcio nacional que postulará al futuro Centro para el Desarrollo del Litio]

Equilibrio delicado

Las mineras establecidas han tenido dificultades para satisfacer la creciente demanda de litio y las empresas más nuevas han sufrido contratiempos para recaudar fondos y comenzar a producir. El mercado está en un delicado equilibrio, ya que no se espera que lleguen volúmenes significativos al mercado en el corto plazo y se anticipa un aumento de la demanda de más de 10% al año, dijo Daniela Desormeaux, responsable de la consultora SignumBOX. La caída de precios tiene más que ver con la normalización en el mercado que con el empeoramiento de los fundamentos, dijo.

“Los precios del litio se están estabilizando ahora y éste es ciertamente un mejor momento para recaudar fondos que hace seis meses”, dijo Christopher Perrella, analista de Bloomberg Intelligence. “Una buena parte del litio más económico y de fácil acceso ya se ha extraído, por lo que habrá una necesidad de proyectos totalmente nuevos a pequeña escala en el futuro”, añadió.