El sector mini hidro en Chile cerró el año pasado con 494 MW de potencia en operaciones dentro del Sistema Eléctrico Nacional, según los datos del reporte ERNC de la Comisión Nacional de Energía (CNE), donde esta tecnología se ubicó entre las cuatro primeras ERNC en operaciones, detrás de las fuentes solar-fotovoltaica, eólica y de biomasa.

El documento del organismo regulador también señala que los proyectos de pequeñas y medianas centrales hidroeléctricas registran 25 MW de potencia instalada que se encuentra en etapa de pruebas, con lo cual superará a la generación de biomasa, que cuenta con 501 MW en operaciones y otros 6 MW en pruebas, dentro de la matriz energética nacional.

[VEA TAMBIÉN: Los proyectos emblemáticos de 2018]

Por su parte, la construcción de proyectos mini hidro todavía se mantiene activa, con un total de 60 MW de capacidad instalada en construcción, con lo cual el aporte al sistema eléctrico será cada vez mayor en el futuro.

Las perspectivas a mediano y largo plazo también son positivas, si se considera que el reporte ERNC de la CNE indica que los proyectos mini hidro que cuentan con una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) aprobada llegan a un total de 824 MW de potencia instalada, mientras que las iniciativas que se encuentran en calificación suman otros 165 MW.