(Diario El Sur) La electromovilidad no son solo buses, autos o motos, pues se ha ido extendiendo a otras formas de transporte más versátiles, como los scooters.

Si bien estos aparatos de dos ruedas se han masificado en varias partes del mundo, en Concepción eso aún no ha ocurrido, aunque durante este semestre eso podría cambiar con la llegada de una firma que traerá estos equipos que se usarán para moverse por la ciudad mediante el uso de una aplicación y su correspondiente pago.

Se trata de la empresa de origen mexicano “Grin”, cuyos ejecutivos estuvieron esta semana en la zona, ocasión en que sostuvieron reuniones con entidades de gobierno y privadas para dar a conocer la bondades de este medio de movilización que en la comuna de Vitacura, en la Región Metropolitana, ya opera con 200 scooters, el mismo número que llegará a la capital del Biobío.

Santiago Echeverría, country manager de la firma, junto a Raimundo Morel, gerente de operaciones, contaron las razones de su arribo a la zona y cómo opera el sistema.

El primero relató que Grin nació en mayo del año pasado con la compra de equipos y la contratación de un programador. Este último trabajó de manera exclusiva en lograr la conexión del scooter vía teléfono celular.

Esto permitió el nacimiento de la empresa, que en menos de un año tomó forma, logrando una muy buena recepción en Ciudad de México.

Así comenzaron con varios gobiernos locales y pasaron por un programa de aceleración que les permitió dar el salto. Levantaron capital en EE.UU., que les ayudó a expandirse por América Latina. Hace un par de semanas se fusionó con la empresa brasileña a “Yellow”. Con esta combinación nació “Grow”.

[VEA TAMBIÉN: En tres meses SEC recibe 30 declaraciones para instalar electrolineras]

La más grande

“Nos convertimos en la empresa más grande de scooters y bicicletas, con presencia en 8 países y nos estamos alistando para seguir expandiéndonos no solo en las capitales, sino que a otras ciudades”, comentó el ejecutivo.

El modelo de negocios, explicó, es por medio de una aplicación a la que se accede con tarjeta de crédito y el primer viaje es gratis para que pruebe el móvil. Por medio de un código QR que escanea habilita el móvil y puede iniciar el trayecto para terminarlo con la app.

El sistema está operando en la comuna de Vitacura con 200 scooters ubicados en lugares públicos, además de otros 300 en espacios privados por convenios con restaurantes, hoteles, farmacias, cafeterías y otros.

free floating

Todo ello, sumó, es para asegurar la disponibilidad de los equipos en todo momento para los usuarios, en cuanto a que sepa que en tal estación siempre habrá más de uno. Cuando ven que hay bajo stock, de inmediato se aparcan otros.

Echeverría afirmó que tienen interés en llegar a Concepción, para lo que solicitarían a la municipalidad el arriendo de algunos espacios públicos. Para ello se están coordinando con la Omil del municipio para contratar unas 50 personas, las que se encargarían del balanceo o redistribución de las scooters en las estaciones y mantener la disponibilidad.

Serían 200 los móviles eléctricos para recorrer unos 4 kilómetros cuadrados con el fin de conectar desde el centro a las universidades de Concepción, Biobío y San Sebastián, a fin de integrar el sistema al transporte tradicional como el Biotrén y los taxibuses. Gracias a datos del municipio y de la Seremi de Vivienda tienen los puntos de mayor flujo de personas y que no cuentan con buen transporte hacia el centro.

Aseguran que la ciudad cuenta con una red de ciclovías extensa, pero que algunos puntos no están bien utilizadas o se pueden aprovechar más, por lo que ven un gran potencial para los scooters.

Amables

“Con esto, Concepción sería la primera de Chile en regiones en contar con scooters eléctricos. Nuestra idea es que sea pronto, aunque sería durante el primer semestre de este año y depende de los permisos de la municipalidad. Hay mucha inquietud del gobierno central por llevar la electromovilidad”, apuntó Echeverría.

Aparte, señaló que aprecian que estos monopatines no generan ruido, contaminación, caben 22 en un lugar que ocupa un auto y, por ende, el futuro de las ciudades es esto, pues son personas desde los 18 hasta los 60 años moviéndose en estos equipos.

Además, son muy simples de maniobrar, circulan a una velocidad máxima de 25 km/h, rinden 25 km con una carga de 4 horas, algo que es más que suficiente, pues el promedio es de 2 km de uso, lo que es la micromovilidad. “Por un tema de seguridad es que cada persona use su propio casco, algo que en Santiago ya se ha convertido en un hábito”, añadió Morel.

Una de las cosas importantes que remarcaron los ejecutivos es que cuentan con un seguro de responsabilidad civil.

El country manager también informó que a los municipios le entregan un big data con el recorrido de inicio y término a fin de que puedan ver hacia dónde va el flujo y así, eventualmente, extender ciclovías o planificar la ciudad.

Finalmente hizo ver que con la expansión esperan generar unos 300 empleos en el país, algo relevante, tomando en cuenta que el cierre de fábricas importantes en el país ha dejado a muchas personas sin trabajo.