(Radio Biobío) La comunidad agrícola La Dormida se presentó ante la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, buscando apoyo parlamentario para sus demandas sobre el conflicto que sostienen hace meses con InterChile S.A, a cargo del proyecto de la carretera eléctrica Cardones Polpaico.

Actualmente, se está esperando que tribunales de Limache defina la entrega o el rechazo de un permiso -con presencia de un notario- para que la empresa colombiana pueda finalmente ingresar a los predios privados, y así poder instalar las 13 torres restantes de la iniciativa energética.

El problema, según los dirigentes, es que los permisos están vencidos hace cerca de 14 meses, cuestionando de paso la solicitud que tiene la empresa para intervenir áreas verdes de parte de Conaf, las que también habrían excedido su plazo en diciembre del 2018.

[VEA TAMBIÉN: Oficialmente atrasado: comunidad agrícola cuestiona al Estado por proyecto Cardones Polpaico]

En la instancia, entregaron un informe jurídico y denunciaron de manera audiovisual los hechos que pasan dentro de la comunidad. El subsecretario de energía, Ricardo Irarrázabal, expuso la situación de cómo se llevó a cabo la licitación del proyecto, defendiéndolo.

Según las palabras de Mario Aravena, vocero de la comunidad La Dormida, el senador Guido Girardi solicitó oficiar por medio de la comisión a la Inspección del Trabajo, al Servicio de Salud, a la Dirección General de Aeronáutica Civil, la Superintendencia de Medio Ambiente y la Conaf, con el objetivo de que den cuenta de las fiscalizaciones realizadas y verificar el abandono de deberes de los organismos.

En ese sentido, este miércoles la comunidad asistirá a la Comisión de Energía y Minería a exponer más sobre el proyecto, pero con otras denuncias.