(Diario El Día) Si bien en diciembre trascendió que el proyecto demoraría un tiempo su entrada al Servicio de Evaluación Ambiental para estudio, el pasado 21 de enero la espera culminó. Tras varios meses de investigación temprana, Eletrans finalmente ingresó al SEA, el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto que contempla la construcción y explotación de una línea de alta tensión de 2×220 kV, entre las subestaciones Nueva Maitencillo, Punta Colorada y Nueva Pan de Azúcar, con una capacidad mínima de 500 MVA por circuito. La inversión alcanza los US$ 89 millones y fijaron la fecha estimada de inicio de ejecución para el 31 de enero de 2020. La vida útil, en tanto, es indefinida. Asimismo, para la fase de construcción, se requerirían cerca de 500 empleos en promedio.

Ya con el estudio en mano, es posible conocer más detalles sobre la iniciativa mantiene alertas a autoridades y habitantes de las zonas aledañas donde se instalarían las torres de alta tensión.

Trazado abarcaría 200 kilómetros

Pues bien, el trazado de 201,45 kilómetros y 496 torres atraviesa las comunas de Freirina y Vallenar, ambas de la Provincia del Huasco en la Región de Atacama, y las comunas de La Higuera, La Serena y Coquimbo, todas pertenecientes a la Provincia de Elqui en la Región de Coquimbo. En el estudio de la empresa es posible observar un mapa, que evidencia el trazado que proponen.

“Para efectos del diseño y del desarrollo de la ingeniería, el trazado se ha divido en 2 tramos: el primero (Tramo I) abarca las obras entre las subestaciones Nueva Maitencillo y Punta Colorada, emplazadas en las comunas de Freirina y Vallenar, pertenecientes, como se indicó, a la región de Atacama, y una pequeña sección en la comuna de La Higuera en la región de Coquimbo; mientras que el segundo (Tramo II), considera las obras entre las subestaciones Punta Colorada y Nueva Pan de Azúcar, emplazadas en las comunas de La Higuera, La Serena y Coquimbo, todas de la Región de Coquimbo. Cabe indicar que las subestaciones mencionadas corresponden a instalaciones existentes, las cuales deberán ser modificadas a consecuencia del presente proyecto”, se lee en el EIA.

El precedente de Cardones Polpaico y los esfuerzos de Eletrans por minimizar riesgos

Es necesario destacar que la empresa llevó a cabo una extensa consulta ciudadana temprana, por el mal precedente que sentó el proyecto Cardones Polpaico entre los habitantes de algunas zonas donde se instalaron torres de alta tensión, según aseguran, sin su consentimiento.

Por lo mismo, en la descripción del proyecto, la empresa Eletrans manifiesta que “la ubicación tanto de las torres como de los caminos y obras temporales del proyecto responde a una iteración entre la ingeniería y el desarrollo de los estudios de especialidad; esto es, en la medida que se fueron conociendo las características ambientales del área de emplazamiento del Proyecto, fue posible indicar geográficamente a los diseñadores de éste sus singularidades, y así, ajustar su trazado de manera de minimizar los efectos, principalmente, sobre sectores poblados, áreas productivas, sectores turísticos y la biodiversidad de la zona”.

[VEA TAMBIÉN: Empresa ligada a nuevo proyecto eléctrico asegura que sí ha hecho participación ciudadana]

El objetivo de la iniciativa

De acuerdo con la Ley General de Servicios Eléctricos (LGSE), el transporte de electricidad por sistemas de transmisión troncales corresponde a un servicio público eléctrico al que periódicamente debe realizarse un estudio de transmisión troncal para distintos escenarios de expansión de la generación y de interconexiones con otros sistemas eléctricos, entendiendo por sistema eléctrico al conjunto de instalaciones que permite generar, transportar y distribuir energía eléctrica.

Si estos estudios demuestran la necesidad de construir nueva infraestructura, se fija un plan de expansión del sistema de transmisión troncal, por medio de un acto administrativo, definiéndose de manera precisa, las nuevas obras que cada sistema requiere implementar junto con las condiciones y términos para la licitación, ejecución y explotación de las obras nuevas.

En el contexto anterior, el proyecto ligado a Eletrans forma parte del Plan de expansión de los Sistemas de Transmisión Troncal de los Sistemas Interconectados Central y del Norte Grande. Consecuentemente, luego de la licitación respectiva, se estableció a Eletrans III S.A. como la empresa adjudicataria de la obra nueva “Nueva Línea Nueva Maitencillo – Punta Colorada – Nueva Pan de Azúcar 2×220 kV, 2×500 MVA”.

Los detalles de la consulta ciudadana que realizó la empresa

La última vez que la empresa conversó con diario El Día, aseguraban que hace más de un año han generado espacios de diálogo con las comunidades y autoridades locales con el objetivo de dar a conocer el proyecto directamente a los vecinos, recoger sus preocupaciones e identificar líneas de trabajo, en función de sus necesidades.

“Las gestiones socio ambientales han significado el levantamiento de 15 localidades que han sido visitadas por profesionales y especialistas contratados por la empresa, desarrollando en total más de 90 reuniones o entrevistas con juntas de vecinos y organizaciones sociales. Adicionalmente, se han solicitado reuniones con los gobiernos locales y regionales de las comunas por donde se desarrollará el trazado, como con las autoridades del sector energético del país, instancias en las cuales se les ha ido informando del avance del proceso de relacionamiento”, explican desde la firma.

Asimismo, hasta diciembre se habrían firmado 9 convenios con distintas comunidades de la zona de Maitencillo, Domeyko, Punta Colorada, Quebrada Arrayán de Lambert, La Higuera, la escuela de La Estrella y Las Rojas, con foco en Infraestructura Comunitaria, Apoyo a proyectos de APR en curso, Iluminación de espacios públicos con Energía Solar y Fomento Productivo. “En las próximas semanas se firmarán 4 nuevos convenios trabajados en conjunto con las comunidades a través de sus representantes”, confirman.