Finalizó la construcción de la línea de transmisión del parque eólico Sarco, ubicado en la Región de Atacama, la cual tiene una longitud de 71 kilómetros y está compuesta por 198 torres de transmisión, en un proceso que requirió más de 4.000 horas de vuelo de nueve helicópteros que se utilizaron en el montaje de las estructuras.

«Después de 13 meses de intensa labor, hemos cumplido con un gran hito al completar una línea de transmisión bastante extensa y en un terreno exigente. Lo que sigue ahora es la energización de la línea, su puesta en servicio y el ingreso a la operación de las turbinas del parque», señaló José Luis Muñoz, gerente general del Parque Eólico Sarco, perteneciente a Aela Energía.

[VEA TAMBIÉN: Los próximos pasos de las ERNC]

Parque

De acuerdo a lo informado por Aela Energía en un comunicado, «la energía generada en el Parque Eólico Sarco, a través de sus 50 aerogeneradores ya levantados, se transportará a través de esta línea de transmisión hasta la subestación Maitencillo, lugar donde será inyectada al Sistema Eléctrico Nacional».

La central tiene una capacidad instalada de 170 MW, permitiendo «suministrar energía limpia a aproximadamente 270 mil hogares».

En la comuna de Llanquihue, Aela Energía se encuentra completando otros proyectos, como la construcción del Parque Eólico Aurora, con una capacidad de 129 MW, el cual ya está inyectando energía al SEN con 23% de sus turbinas en operaciones.

«Con la construcción de estas dos centrales eólicas, más el Parque Eólico Cuel en operación desde el 2014, Aela Energía se convierte en protagonista de la transformación del sistema eléctrico chileno a uno más sustentable, ubicándose dentro de las 3 mayores compañías de generación de energía eólic en Chile» se destacó desde la compañía.