(El Mercurio) “Es algo lleno de simbolismo. Convertir el Parque Lo Errázuriz, que antes era un vertedero de basura, en una gran aula ambiental al aire libre. Un espacio en que todas las familias puedan aprender sobre energías renovables, reciclaje y a cómo combatir el cambio climático”, dice la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, al referirse al proyecto enclavado al sur de la comuna de Estación Central.

El vertedero Lo Errázuriz fue el “basurero” de 30 comunas de la capital durante 1984 y 1995. Un lugar donde se depositaban los desechos en lo que, antiguamente, eran pozos areneros. “Ni siquiera era un relleno sanitario como es lo que hay ahora, era simplemente un basural que traía muchos perjuicios a los vecinos del sector”, explica el alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado

En diciembre, el Gobierno Regional compró a esa comuna las últimas 10 hectáreas de terreno, con lo que el parque totalizará 40 hectáreas. Esto lo convierte en uno de los parques urbanos más grande de la Región Metropolitana, más, por ejemplo, que el Bicentenario de Vitacura. Se calcula que beneficiará directamente a 76 mil habitantes.

El plan es que junto a las áreas verdes, el mobiliario y las instalaciones deportivas, el espacio se convierta en “el parque de las energías renovables, el reciclaje y la electromovilidad”, dice la intendenta Rubilar. En ese sentido, uno de los proyectos más llamativos es un futuro circuito de electromovilidad para niños.

Tras la realización de una fecha de la Fórmula E en Santiago, la autoridad regional dijo estar en conversaciones con Alberto Longo, director de la carrera, para que apoyen la creación de este circuito.

[VEA TAMBIÉN: Transporte público eléctrico en regiones: ¿Cómo avanza el plan en Antofagasta?]

“Sería como los de la Fórmula E, pero para niños y con autos adaptados para ellos. También habrá una escuela de educación ambiental. Esto funcionaría de forma permanente. Alberto Longo dijo que nos iba a ayudar”, dice la autoridad regional.

“El circuito de electromovilidad también será una oportunidad de educar a los niños en seguridad vial”, dice el alcalde Delgado, quien agrega que el diseño del parque será participativo y con consulta a los vecinos. “Hay 40 hectáreas que permiten tener distintos proyectos que van de lo deportivo a lo recreativo, como también esta parte más educativa”, agrega.

“Queremos convertirnos en un referente de la electromovilidad. La región ya tiene 200 buses y 60 taxis ejecutivos eléctricos, mientras que ya hay cambios de las flotas municipales por vehículos de este tipo. Tenemos todo para liderar esta tendencia y la Fórmula E nos da la visibilidad al mundo”, dice Rubilar.

Según la intendenta, el parque debería estar listo a fines de 2024. El alcalde Delgado aclara que se va ir entregando por etapas.