Esta noticia fue compartida para ELECTRICIDAD por el portal ElectroMov

La meta del Gobierno es que a 2040 el 100% del transporte público en Chile sea eléctrico. Y a propósito de ello, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, anunció recientemente que en abril se informaría cómo se desarrollará el plan en regiones para lograr este propósito.

“Queremos promover los beneficios de la electromovilidad en todo el país. Santiago ya se consolidó como la segunda ciudad del mundo, fuera de las chinas, con más buses eléctricos. Ahora estamos trabajando fuertemente en la proyección de corredores y en la implementación de flotas sustentables en más ciudades”, explica la ministra a ELECTROMOV.

En paralelo, Concepción ya tiene un recorrido piloto con un bus eléctrico y se impulsó un concurso para tener al menos 100 taxis eléctricos en la Región de Valparaíso. “Muy pronto también haremos lo mismo con 20 cupos (autos) en la Región del Biobío”, dice la autoridad.

Antofagasta y su plan

Sin embargo, mientras la autoridad de Transportes y Telecomunicaciones del Gobierno señala que se están “definiendo y proyectando” los costos del plan de desarrollo de transporte público eléctrico en regiones, hasta ahora, el único Gobierno regional que se ha manifestado con más claridad sobre el tema es el de Antofagasta, que al parecer ya tiene un proyecto que será financiado con 14.000 millones del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, de acuerdo a lo que afirma el seremi de la cartera en dicha región, Álvaro Ormeño.

La autoridad regional señala que “se realizará un plan piloto en Antofagasta con 40 buses eléctricos en 2020, y tenemos este año para preparar la ruta, el modelo de negocios y los terminales”. Por lo demás, lo que se licitaría es la operación y la entrega del servicio.

Así también el seremi adelanta a ELECTROMOV que las autoridades eligieron Antofagasta para desarrollar este plan piloto. Sin embargo, al ser consultada la ministra Hutt solo señaló que “todavía se esta definiendo un plan de trabajo, que además de vehículos involucra la implementación de infraestructura, como corredores, paradas y puntos de carga”.

[VEA TAMBIÉN: Corfo: “Hay hambre de electromovilidad en el mundo”]

Desafíos enfocados a taxis y colectivos

El Gobierno Regional de Antofagasta definió, hasta ahora, su propio financiamiento para los buses eléctricos. Por otra parte, respecto a los taxis y colectivos los incentivos aún no están claros y tienen algunos desafíos.

El seremi de Transportes y Telecomunicaciones de Antofagasta señala que debiera existir una política regulatoria para compra de vehículos eléctricos. “Hasta ahora son solo dos oferentes y los precios siguen altos. Debe abrirse el mercado para dar más posibilidades”, explica.

La autoridad dice que, de acuerdo a lo que ha conversado con asociaciones gremiales de dueños de taxis y colectivos, esta ha sido la piedra de tope. “El año pasado teníamos el plan Renueva tu Colectivo, que es interesante, entrega un subsidio de $6.600.000, pero no es suficiente para adquirir un auto eléctrico que puede llegar a los $23.000.000.

A pesar de ello, los gremios le han manifestado interés en esta tecnología, dice el seremi, y estarían dispuestos a probar si los gastos de mantención justifican la inversión inicial.

A juicio de la ministra Gloria Hutt “la inversión se compensa con creces cuando se comparan los gastos operacionales que tiene un vehículo con esta tecnología, en relación a un auto impulsado por bencina. Si la operación de un bus diésel cuesta unos $300, un bus eléctrico reporta un gasto de $70 u $80. Eso se podría extrapolar a un vehículo eléctrico, que de seguro seguirán reduciendo valores cuando esta tecnología se masifique entre más personas”.

Así las cosas, habrá que esperar hasta abril para tener más claridad del plan de desarrollo de electromovilidad en regiones.