En una ceremonia realizada en la Plataforma Solar del Desierto de Atacama dentro de la Región de Antofagasta, el consorcio Atamos-Tec (Atacama Module and System Technological Consortium), desarrollado por Serc Chile (Centro de Investigación de Energía Solar), inició oficialmente las obras de construcción para sus primeras instalaciones de investigación aplicada outdoor correspondientes a 12 sistemas fotovoltaicos de 1,2 kWp, divididos en tres tecnologías bifaciales y una monofacial.

Con esto, se inició la Fase 1 del proyecto, sumando la participación de los socios empresariales nacionales del consorcio. En marzo de 2019 se espera tener los sistemas funcionando y los primeros datos de monitoreo.

Los sistemas que se instalarán serán módulos monofaciales Perc (Passivated Emitter and Rear Contact) y bifaciales Perc. Los sistemas Atamos 1 están constituidos por módulos bifaciales basados en nPert (n-type Passivated Emitter and Rear Totally diffused) y módulos heterounión HET (heterojunction). Ambos conceptos serán implementados con 72 celdas bifaciales y empaquetados con encapsulantes para alta radiación, vidrio-vidrio sin marco de aluminio y con la caja de conexión en el borde, los que generan una potencia de 340 W, para los nPert, y 360 W para los HET, con un factor de bifacialidad de 85% y  90% respectivamente.

Ana María Ruz, directora de desarrollo tecnológico del Comité Solar e innovación energética de Corfo, destacó el inicio de esta etapa “que consolida un trabajo de seis años iniciado por Serc Chile y liderado en la región por la Universidad de Antofagasta“.

[VEA TAMBIÉN: Proyecto de mini CSP obtiene el primer lugar en competencia de Sunrise 2019]

Inauguración del proyecto

La actividad contó la asistencia de autoridades regionales, universitarias y representantes de los 17 socios, públicos y privados, que forman este consorcio solar, cofinanciado por Corfo con cerca de $13.000 millones, según indicó el Comité Solar.

El director ejecutivo de Atamos-Tec, Edward Fuentealba, destacó el avance experimentado por el proyecto, precisando que “es una iniciativa única que suma capacidades de distintas instituciones en pos del gran desafío que tiene nuestro sector, como es disminuir los costos nivelados de la energía solar a valores bajo los US$25 por MWh”.

Por otra parte, el director regional de Corfo, Juan Ignacio Zamorano, resaltó la trascendencia para el Clúster Solar que tiene esta iniciativa  y expuso que “tenemos como foco desarrollar el área de los proveedores especializados del área energética, por eso, este proyecto es tan importante, pues abre un amplio campo de trabajo para las pymes de la región.”

Para el seremi de energía de Antofagasta, Aldo Erazo, este proyecto y sus instalaciones son el espacio para que tanto los estudiantes y los pequeños y medianos empresarios “se preparen y conozcan más sobre la energía solar y los grandes desafíos que presenta para el futuro de la región. Por otra parte, representa un hito público-privado en cuanto al desarrollo tecnológico que podemos hacer desde las regiones”.

Atamos-Tec es una propuesta ejecutada transitoriamente por la Universidad de Antofagasta. Participan dos instituciones internacionales que son CEA Ines de Francia e ISC Konstanz de Alemania. Además como asociados está un grupo de empresas que incluye a Adrox Spa, Borg, Cintac, Colbún, Ecoenergías, Ecovisión, Fotcast, Geogrow Spa, Innova Renovable, Mondragón, New Energy, Novalquimia, Phibrand S.A., Snare, Solarpro, Solcor, Syntec, Tecno Andina, Venergía y Vidrios Lirquén S.A.