(Economía y Negocios online) Para finales de enero Vaca Muerta podría sumar ocho nuevos proyectos que hasta ahora el Gobierno nacional tenía trabados. Pero eso podría suceder si previamente se logra un acuerdo entre la Casa Rosada, la provincia de Neuquén y las empresas establecidas y que buscan entrar en el negocio.

Luego que el presidente Mauricio Macri habilitara al ministro de Hacienda, Nicolas Dujovne y al secretario de Energía, Gustavo Lopetegui para que atiendan los reclamos del gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, el mandatario provincial confirmó que “antes de fin de mes” se incorporarán ocho proyectos que desde el año pasado esperaban sumar al plan de estímulo a la producción de gas no convencional.

“Acordamos que en lo que queda del mes el ministerio de Hacienda y la Secretaría de energía conversará con las compañías la metodología de cálculo del subsidio que están terminando de diseñar para subsidiar los proyectos”, señaló el gobernador neuquino a El Cronista. El nuevo Plan Gas instrumentado por la Resolución 46 tiene 11 programas en espera en Neuquén.

“Nación va a ir llegando a acuerdos” aseguró Gutiérrez. Pero lo que está terminando de definir el equipo de Dujovne y Lopetegui en realidad es el cambio del Plan Gas, el modelo de subsidio para incentivar la producción que creó Juan José Aranguren por el que mientras más gas se producía más fondos del Estado recibían las empresas.

Esto que funcionó en una primera instancia como incentivo hoy es una carga para el Tesoro en un contexto en donde el Fondo Monetario Internacional pidió una reducción de los subsidios y el gobierno argentino se trazó un camino en la búsqueda del déficit cero.

[VEA TAMBIÉN: Vaca Muerta: la eterna promesa sin cumplir de Argentina]

Aunque desde el entorno de Lopetegui señalaron que “aún no hay detalles” del plan a seguir pero, desde el Palacio de Hacienda fueron más explícitos y aseguraron que en realidad lo que se está trabajando es en un nuevo Plan Gas.

“Estamos renegociando todo. La resolución 46 -que creó el Plan- fue muy exitosa, pero hoy el subsidio quedó muy alto y tiene un fuerte costo para el Tesoro, por eso estamos trabajando en un nuevo modelo”, explicó a este diario una fuente cercana a Dujovne. “Vamos a seguir incentivando la producción, pero ya está definido que se pondrá un tope a ese incentivo”, agregó.

Hasta abril del año pasado se pagó US$ 4,6 el millón de BTU pero a finales del 2018 y con una fuerte devaluación en el medio, el Gobierno subsidió en US$ 7,50 el millón de BTU.

Las negociaciones irán por dos carriles. Por un lado con las empresas que ya están dentro del Plan Gas “en donde vamos a buscar acordar bajar el subsidio y poner tope y no romper los contratos”. Y para las nuevas, que son las que conversaron con Gutiérrez, además de los nuevos valores se les impondría otras restricciones como puede ser que haya estacionalidad en el pago.

Según explicaron desde la gobernación neuquina los planes de inversión pendientes de aprobación por el Gobierno Nacional representan una producción de 13 MMm3/d en 2019, 17 MMm3/d en el 2020 y 20 MM3/d en el 2021. Con inversiones por US$ 3.000 millones, unos 212 pozos y 2000 puestos de trabajo.