(La Tercera-Pulso) Los precios internacionales del petróleo vuelven a derrumbarse en medio de las preocupaciones por el exceso de oferta y las perspectivas de una menor demanda por el enfriamiento de las principales economías del planeta.

El crudo que se cotiza en Nueva York, y que sirve de referencia para Chile, quebró la barrera de los US$ 50 por barril por primera vez en 2018.

El crudo WTI se cotizó en US$ 49,88, lo que representa una baja de 2,58% respecto al cierre del viernes y su nivel más bajo desde el 9 de octubre de 2017.

En Europa, el referencial Brent bajó 1,11% hasta los US$ 59,61 por barril.

[VEA TAMBIÉN: Petróleo sigue retrocediendo y se acerca a los US$50 por barril]

Ambos petróleos cayeron más de 25% en octubre y noviembre debido a que una sobreoferta infló los inventarios globales, pero se han estabilizado en las últimas tres semanas, cotizando en rangos razonablemente acotados y en la medida en que productores de crudo han prometido recortar la producción, informó Reuters.

Algunos inversionistas dudan que recortes planeados de suministro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores como Rusia sean suficientes para reequilibrar a los mercados.

Hoy, de hecho, se conoció que la producción de Rusia estuvo en torno a un máximo histórico de 11,42 millones de barriles por día (bpd) en diciembre.

Eso es superior al récord mensual promedio anterior de 11,41 millones de bpd que tocó en octubre y que es la base para el nuevo acuerdo entre la OPEP y otros grandes productores para reducir el bombeo.