(La Tercera) La llegada de cien buses eléctricos al Transantiago fue posible con la aplicación de un modelo de negocios público-privado inédito en el área del transporte público. Según la modalidad, Enel compró los vehículos a la empresa del Transantiago Metbus, la que los operará. Y, a su vez, esa firma pagará los vehículos a la eléctrica con los recursos que les entregue el Estado por su operación.

Es primera vez que la distribuidora eléctrica explora este negocio en Chile. Hoy, el presidente del directorio de Enel, Herman Chadwick, explicó que buscan apoyar las iniciativas que apunten a tener “una ciudad limpia”. “Siempre vamos a tener recursos disponibles para mejorar el transporte”, enfatizó.

[VEA TAMBIÉN: Transantiago: 233 electroconductores se titulan a días del debut de nuevos buses]

Chadwick recalcó que a Enel “le interesa el Transantiago. No vamos a ser operadores de buses, pero podemos lograr financiamiento y alcanzar acuerdos con las empresas que se presenten el próximo año” a la licitación de recorridos.

El ejecutivo vaticinó que se sumarán alrededor de tres mil buses al sistema, y espera que de ellos “al menos 1.500 sean eléctricos. Nos interesa enormemente la electromovilidad pública”. Añadió que la propuesta fue presentada este año a la compañía por el Ministerio de Transportes, y que la ministra del ramo, Gloria Hutt, tuvo un rol clave en llevar adelante el proceso. “El gran éxito es que en un minuto cerramos un negocio que era imposible. Estoy agradecido de la ministra Hutt, quien fue la que impulsó el proyecto”, reconoció.