(La Tercera-Pulso) El precio del petróleo WTI bajó un 3,1% y se situó en US$51 por barril debido a las dudas de los inversionistas sobre el crecimiento de la demanda, con lo que borró las ganancias del viernes, tras conocerse el pacto de los países de la OPEP para reducir la producción.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en enero restaron US$1,61 respecto a la sesión anterior.

Según los analistas, los inversionistas dudan si el crecimiento de la demanda será suficiente para sostener la oferta, borrando así las ganancias del viernes, cuando se conoció el pacto de los países de la OPEP para reducir la producción de petróleo.

El precio del Brent para entrega en febrero terminó en el mercado de futuros de Londres en US$60,03 dólares, un 2,80% menos que al finalizar la sesión anterior.

[VEA TAMBIÉN: Opep logra acuerdo para frenar producción y el petróleo sube más de 2%]

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, concluyó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de US$1,73 respecto a la última negociación, cuando cerró en US$61,76 dólares.

Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, que provocan temor a una ralentización de la demanda de crudo, lastraron hoy el precio del Brent, según los analistas.

La OPEP y sus aliados, con Rusia al frente, anunciaron una reducción conjunta de su producción petrolífera de 1,2 millones de barriles diarios para el primer semestre de 2019.

Además, los mercados también se mostraron cautelosos por la decisión de la primera ministra británica, Theresa May, de aplazar la votación sobre el acuerdo final del Brexit en el Parlamento británico para intentar renegociar los puntos más polémicos.

Mientras, los contratos de gasolina con vencimiento en enero bajaron casi siete centavos, hasta US$1,42 el galón, mientras que los de gas natural, con vencimiento el mismo mes, sumaron casi seis centavos, hasta los US$4,54 por cada mil pies cúbicos.