(Economía y Negocios online) La china BYD confirmó la incorporación de 100 buses eléctricos, modelo K9FE, al sistema de transporte público urbano Transantiago, anunciado en 2017, lo que se convierte en la inversión más importante de la firma este año, y el mayor pedido de este tipo en la región.

La portavoz de la marca en Chile, Tamara Berríos, reconoció que este es el impulso que requería la empresa para abrirse en el mercado de electromovilidad en el país, e iniciar una comercialización más masiva.

“Para nosotros significa mayor infraestructura como marca, mayor presencia en postventa, tener la posibilidad de traer más vehículos de distintos modelos, porque BYD además fabrica automóviles, camiones, buses, monorrieles, y esto para nosotros es el inicio de la época de cosecha en Chile”, señaló.

BYD firmó, junto a otras 37 empresas e instituciones, el compromiso público-privado para promover la electromovilidad, donde se comprometieron a la transformación del transporte público del país, partiendo por Santiago.

[VEA TAMBIÉN: Ministerio de Transportes y Metbus presentan primer punto de carga de buses eléctricos]

La marca china BYD tiene cerca de 5 años en Chile, “impulsando la electromovilidad, y los resultados están a la vista con la firma de este tipo de acuerdo, junto a este boom que existe hoy, el cambio tecnológico que se viene y que se va a seguir desarrollando en el transporte de la ciudad”, apuntó.

La country manager apuntó que además de los 100 autobuses eléctricos, han vendido alrededor de 10 unidades de vehículos, de otras categorías. Y para el año 2019, a raíz de este impulso, proyectan vender al menos 150 o 200 buses más y ponerlos en circulación, y una “cantidad importante” de automóviles eléctricos y camiones, también de la marca.

Vale destacar que los 100 autobuses eléctricos, cubrirán las principales avenidas de Santiago, como Grecia, Vicuña Mackenna, Alameda bajo el control de la empresa operadora Metbus. Además, los vehículos estarán equipados con la última tecnología de baterías de BYD y serán personalizados para el mercado chileno, cumpliendo con las normas de transporte locales.

Enel y BYD introdujeron dos buses eléctricos en Santiago en noviembre del 2017, que actualmente operan en ocho de las arterias viales más importantes de la ciudad.