(El Mercurio) Más de cinco años lleva Anglo American preparándose para entregar el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto que le permitirá dar continuidad y mejorar las leyes en la explotación de Los Bronces. Esta iniciativa, por hasta US$ 3.000 millones, iniciará su trámite ante la autoridad en marzo próximo.

La principal novedad del proyecto tiene que ver con la forma de operar, ya que será de manera subterránea, pero utilizando una tecnología que nunca antes se usó en Chile, llamada “stoping with backfill” . En esta modalidad se extrae el mineral a través de bloques y el material estéril se utiliza como relleno entre pilares de roca que quedan sin explotar y que hacen las veces de soporte para la mina. Si bien este sistema es más costoso y deja mineral empozado en el cerro, aminora al máximo las posibilidades de eventos o derrumbes que puedan afectar algún glaciar en superficie o la biodiversidad de la zona, considerando que el yacimiento está cerca del borde del parque Yerba Loca. Además, los mayores costos serán compensados con creces con las leyes del mineral.

Es por esto que el plan de la minera es reemplazar parte de la producción actual, que enfrenta un descenso de su ley de mineral y una mayor dureza de la roca, con material extraído de este nuevo proyecto. Según los cálculos, serían hasta 30 mil las toneladas diarias de mineral -con una ley de 1,7%, muy superior al 0,7% del depósito actual- que se podrían procesar.

El nuevo yacimiento está a ocho kilómetros del rajo actual. En el pasado fue presentado como Los Sulfatos y se suma a la expansión del perímetro del rajo.

Los túneles serán los protagonistas de la faena, ya que mediante estos se realizará el transporte de equipos, como la salida del material, a través de correas transportadoras ubicadas en la zona intervenida actualmente por la operación. Incluso las chimeneas de ventilación de la obra tendrán salida al rajo sin alterar la superficie sobre la mina subterránea.

[VEA TAMBIÉN: Grandes mineras alertan por proyecto de glaciares, se reúnen con el Gobierno y Senado inicia discusión]

Con esto, Los Bronces podrá mantener su capacidad de producción en las cifras que se proyectan para este año, en torno a las 370 mil toneladas de cobre fino, pero el potencial es mayor. Si luego se desarrollan otras inversiones, la producción de Los Bronces podría llegar a las 500 mil toneladas.

Inversión y empleo

Las estimaciones de la compañía para desarrollar el proyecto apuntan al rango de entre US$ 2.500 millones y US$ 3.000 millones, recursos que en su gran mayoría se destinarán a la construcción de la mina subterránea.

Y aunque no hay certezas de los plazos en que se puedan conseguir los permisos ambientales, la apuesta de la compañía apunta a un período de 3 a 4 años, plazo similar al que demoraría la construcción.

Para llevar a cabo el proyecto, se estima que se necesitarán del orden de 1.200 trabajadores para el período de construcción, mientras que serán necesarios 900 operarios durante su fase de operación. Para esto, la firma tendrá que recalificar a sus trabajadores actuales, o salir al mercado a contratar nueva mano de obra.