(La Segunda) A casi un año y medio de los cortes de suministro eléctrico en la Región Metropolitana -por viento en junio y por nieve en julio de 2017- Enel, responsable de la distribución de energía, llegó a un acuerdo con el Sernac y la organización de consumidores Conadecus para indemnizar a los miles de afectados.

Los clientes no recibirán dinero, sino que se les descontará de las cuentas.

El acuerdo, al que accedió en exclusiva La Segunda, contempla tres tramos. El más masivo abarca a 79.207 hogares, que sufrieron cortes de entre 21 y 36 horas, los que obtendrán una compensación de hasta $15 mil. El costo de este tramo para Enel es de $662 millones.

[VEA TAMBIÉN: Enel lleva a la Suprema pugna por multa de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles por cortes de luz]

Mientras, 12.569 domicilios con interrupciones de suministro superiores a dos días -es decir entre 50 y 60 horas- recibirán $25 mil  hasta $55 mil, lo que implicará $1.788 millones para Enel, según el gráfico que se observa en el acuerdo de avenimiento.

Hay un tramo que Conadecus logró incorporar: los hogares que estuvieron sin energía menos de 20 horas. Pidió una indemnización de $1.000 a la que Enel accedió, pues inicialmente no obtenían nada.

En este acuerdo participó la fiscal del Sernac, Carolina Norambuena, ya que su titular Lucas del Villar se inhabilitó, debido a que conoció el proceso en sus inicios como abogado de una de las partes.

Enel, cuyo gerente general es Ramón Castañeda, fue representado por el abogado Germán Concha.

[Siga leyendo esta noticia en La Segunda]